Tegucigalpa, Honduras

El flujo de menores de edad que están viajando ilegalmente a Estados Unidos ha bajado un 75%.

Ese es el dato que fue dado a conocer por la primera dama, Ana García de Hernández, tras una revisión del flujo de migrantes de este período en comparación con el año anterior.

La cifra oficial que se maneja es que desde el primero de octubre de 2013 hasta el 31 de agosto de 2014 (año fiscal 2014 de Estados Unidos) 50,303 menores de edad de Honduras, Guatemala y El Salvador fueron detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos.

Esta cifra está establecida en el Plan Alianza para la Prosperidad (PAP) que impulsan los tres países y se valora que la mayoría de estos menores eran de origen hondureño.

La primera dama sostuvo que la cifra de menores hondureños no acompañados que han cruzado fronteras para viajar de forma irregular a Estados Unidos ha bajado en un 75%, en comparación con 2014.

Sin dar cifras, señaló que las estadísticas demuestran los resultados que comienzan a dar los esfuerzos iniciados para detener la migración de niños y adolescentes no acompañados.

“Se están dando alternativas, Juan Orlando no quiere que sigan arriesgando sus vidas al irse de forma irregular, sino que permanezcan en nuestro país”, dijo.

Expresó que para finales de mayo se tendrá habilitado en Omoa por primera vez un centro de recepción para migrantes adultos retornados por vía terrestre desde México.

Con este sumarían cuatro los lugares en los que se podrá atender de manera integral a los compatriotas migrantes.

Resaltó que con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se repararán centros como El Edén, en San Pedro Sula, adonde se recibe a los menores no acompañados que son retornados por vía terrestre desde México.

También se atenderá otro ubicado en Palmerola en el que el año anterior llegaron, por vía aérea, unidades familiares deportadas desde EUA.