Hoy arranca nuevo juicio de Mi Rosa por el desvío de L12 millones

La ex primera dama ya había sido hallada culpable y fue condenada a 58 años de prisión en juicio anulado.

Rosa de Lobo recuperó su libertad luego de que se cumpliera el tiempo de prisión preventiva y que se anulara su juicio.
Rosa de Lobo recuperó su libertad luego de que se cumpliera el tiempo de prisión preventiva y que se anulara su juicio. /

Tegucigalpa, Honduras.

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo retornará este día al banquillo de los acusados para responder por el desvío de más de 12 millones de lempiras de las arcas del Estado.

Esta es la segunda vez que Bonilla de Lobo comparece ante la justicia por el mismo caso, en el que había sido condenada a 58 años de prisión por el Tribunal Anticorrupción; pero fue favorecida por la Sala Penal al ordenar la repetición de su juicio por detectar anormalidades de forma y fondo.

Las investigaciones reflejan que Bonilla de Lobo mientras ostentaba el cargo de primera dama entre 2010 y 2014 poseía para el cumplimiento de sus funciones una cuenta bancaria denominada Casa Presidencial/Despacho de la Primera Dama, donde tuvo ingresos por más de 94.6 millones de lempiras.

LEA: Presentan iniciativa para derogar las zede en Honduras

Los millonarios fondos provenían de diferentes fuentes, entre ellas donaciones de la Embajada de Taiwán para proyectos sociales que debieron ser ejecutados por la Unidad de Desarrollo Comunitario del Despacho de la Primera Dama.

Tres días antes de que el expresidente Porfirio Lobo entregara el poder, presuntamente su esposa abrió una cuenta personal a su nombre y depositó 12 millones de lempiras a través de un cheque proveniente de la cuenta oficial de su despacho.

A criterio de los fiscales, la determinación de Bonilla fue ilegal, por lo que se configuraron los delitos de fraude y apropiación indebida. Por los mismos delitos fue acusado su exsecretario privado Saúl Escobar.

Recién, Mi Rosa fue señalada como corrupta en la lista Engel, divulgada por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

La Prensa