"Hasta el voto" prometen pobladores del sector Ticamaya a quien repare su carretera

El caos vial regresó al sector tras las últimas lluvias en la zona norte.

VER MÁS FOTOS
Los habitantes del sector Jucutuma o Ticamaya afirman estar gravemente afectados por la condición de la carretera.
Los habitantes del sector Jucutuma o Ticamaya afirman estar gravemente afectados por la condición de la carretera. /

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 5,000 lempiras a la semana están gastando en llantas y amortiguadores los pobladores del sector Ticamaya y Jucutuma de San Pedro Sula por la deplorable condición de la carretera ubicada en el este de la ciudad.

Más de 13 colonias existen en este sector y en los últimos años se ha convertido en una de las zonas de más creciente urbanización por proyectos de vivienda.

A nivel económico, también se ha desarrollado gracias a la llegada de miles de familias y esto ha generado inversión de empresas gasolineras que ya han establecido nuevas sucursales con mucho éxito y demanda.

LEA: Trampa mortal es el tramo entre Cemcol y Ticamaya

"Desde hace dos años hemos visto el sector de Jucutuma crecer no solo en población sino en inversión pues ya hay dos gasolineras y antes de la pandemia se anunció la llegada de un supermercado de marca importante", relató Justo Gutiérrez, taxista del sector que desde hace 15 años recorre la legendaria y olvidada zona.

En las residenciales que existen en la zona también se han levantado microempresarios y el sector transporte también ha sido beneficiado pues no existe competencia de rutas.

TICAMAYA-pesadilla-008.1(800x600)
En la plancha cercana a Nueva Inversión los agujeros amenazan la vida de los conductores. Temen que la misma ceda.

Sin embargo, los habitantes de colonias como Bosques de Jucutuma I, II y III, Real del Campo II, Santa Fe, Sitradima, Pedroza, Nueva Inversión, La Sabana y Copen consideran que las autoridades de Gobierno y la Alcaldía han subestimado este crecimiento y se consideran en "total abandono" pues lejos de recibir apoyo en infraestructura vial y servicios públicos hoy en día sufren con las condiciones de la carretera que está generando grandes pérdidas económicas sobre todo en sus vehículos.


Caótico y perjudicial

Los enormes baches que hay en casi todo el tramo de 20 kilómetros de distancia está provocando que más vehículos queden varados con llantas en mal estado; otros presentan daños en amortiguadores y dirección.

La siempre deteriorada calle está en peores condiciones tras la llegada de la temporada de lluvia en el norte de Honduras.

Los baches que habían sido tapados en el verano con tierra y piedras han vuelto a aparecer y con el tránsito de más de 6,000 vehículos a diario ahora son más profundos y peligrosos.

TICAMAYA-pesadilla-012.1(800x600)
Frente a la Sábana se encuentra el peor tramo, pues existe una fuga de agua que aumenta mas el daño.

Las zonas de peor situación son las de acceso al desvío de Ticamaya desde el bulevar del este, el tramo de la plancha de buena inversión, el área frente a La Sabana, tramo frente a Bosques de Jucutuma III y el acceso posterior a la gasolinera Texaco con rumbo al crematorio y la residencial Real del Campo II.

Sin embargo, la zona de peor condición es la ubicada frente a La Sabana, metros después de la Pedroza, según los vecinos del sector.

Este sábado 19 de junio se reportó un tráfico vehícular intenso en dicha carretera pues los vehículos hacen "piruetas" a baja velocidad para no caer en los hoyos del lugar antes mencionado.

TICAMAYA-pesadilla-007-COVER.1(800x600)
Cientos de vehículos salen a diario del sector y muchos de ellos terminan con daños en sus llantas y otras partes.

En la carretera se logró observar varios automóviles varados con sus llantas explotadas tras atravesar los agujeros.

El tramo que se recorre en 15 minutos hasta la zona mas lejana, en este tiempo se está transitando en 45 a 50 minutos por el problema.

Medidas

Debido a la inoperacia de las autoridades del Instituto de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), los vecinos de colonias como Bosques de Jucutuma III han tomado la iniciativa de recolectar fondos y tapar los baches frente a sus viviendas con cemento.

No obstante esto no es suficiente pues es apenas un pequeño tramo afectado.

"Trabajando con fondos propio a raíz del abandono de nuestras autoridades", cita un letrero que colocaron los vecinos de Bosques de Jucutuma III en dicho lugar.

"Estamos hartos de la condición de nuestra carretera, esta zona ya dejó de ser rural hace años. Aquí hay cuatro residenciales con más de 20,000 familias que salen a trabajar a diario. Son miles de vehículos que salen por las mañanas y ni por eso el Gobierno invierte en esta zona", relató desde su vehículo, Jorge Padilla, quien hace 5 años habita en Bosques de Jucutuma I.

"Aquí los políticos no aprovechan que esta es una zona con muchos votantes para proyectarse y ayudarnos con el bacheo de la carretera. Nosotros le ofrecemos hasta el voto a quien venga y nos solucione este dolor de cabeza", manifestó Dolores García, habitante de Real del Campo II.


Promesas sin cumplir

Desde el 2018, diputados del Congreso Nacional habían asegurado que existía un proyecto de ley para la construcción nueva de la carretera a Ticamaya pero hasta el momento no se ha cumplido.

En su momento se habló de una inversión de 70 millones de lempiras para reparar la carretera.

LA PRENSA intentó comunicarse con varios diputados por Cortés pero ninguno respondió al llamado para ser consultado al respecto.

TICAMAYA-pesadilla-011.1(800x600)
En el tramo frente a La Sabana urge de la intervención de las autoridades pues la tierra está generando grandes agujeros.

Autoridades de Insep tampoco dieron declaraciones. La alcaldía tira la pelota a las autoridades antes mencionadas pues la carretera corresponde al Estado no a la municipalidad.

Los vecinos exigen acciones inmediatas de parte de las autoridades, así como un mejor sistema de energía eléctrica, pues sufren de constantes apagones. Un sistema de alumbrado público en toda la calle y mas presencia policial.

Las precarias condiciones de las carreteras en Honduras es uno de los grandes flajelos que afectan la inversión y el turismo.

En ciudades como La Ceiba donde está la carretera CA-13 y en Copán se ha denunciado innumerable cantidad de veces la condición de dichos tramos sin que hasta el momento se haya solucionado.

La Prensa