Advierten que un nuevo cierre por covid-19 sería el tiro de gracia para el turismo   

La Canaturh de Tela señaló que el turismo aún no se ha recuperado del covid-19 ni de la crisis provocada Eta y Iota.

$1,000 millones en divisas dejó la Semana Santa 2021 en Honduras.
$1,000 millones en divisas dejó la Semana Santa 2021 en Honduras.

Tela, Atlántida.

Marcos Reyes, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) de Tela, advirtió que de aprobarse un nuevo cierre de la economía para frenar el covid-19 sería el tiro de gracia en contra de la denominada “industria sin chimeneas”.

Algunos sectores han sugerido retornar al confinamiento parcial o total con el objetivo de frenar el rebrote del coronavirus en varios departamentos del país.

Un ejemplo de ellos Olancho, donde propsieron endurecer las medidas de bioseguridad ante la avalancha de la enfermedad en algunos municipios. Al respecto, el dirigente dijo que “realmente no nos hemos recuperado luego de la pandemia y el paso por el país de las tormentas Eta y Iota en noviembre pasado, pues para ese proceso nos llevaríamos por lo menos dos años”.

“En caso de acordarse un cierre sería como el tiro de gracia para el turismo. Hay que recordar que se han readecuado deudas y ha habido muchos problemas para que unos pocos recursos hayan llegado a ciertos operadores, pero la mayoría no los tiene”, se quejó.

Reconoció que “todos los destinos turísticos de Honduras son diferentes, para el caso, uno de ellos que ha registrado un auge es el sol y playa, pero el resto sigue deprimido con pocas posibilidades de honrar esas readecuaciones a final de año”.

“De manera que un nuevo cierre a la economía sería condenar a este sector a una quiebra total y a un despido masivo de empleados”, sentenció.

“Gracias a Dios en este sector no se ha registrado un repunte del covid-19 como lo sucedido en otras zonas del país, pero en verdad la respuesta de la Secretaría de Salud no ha sido la mejor, nadie estaba preparado para enfrentar esta situación; sin embargo, dentro de lo que cabe las brigadas médicas y los centros de triajes han representado una buena respuesta del Estado para frenar el COVID-19, por lo tanto deben seguir”, finalizó.

La Prensa