"Avistamiento de tiburón en La Ceiba es una buena señal", afirma bióloga hondureña

Gabriela Ochoa, experta en vida marina, señaló a Diario La Prensa que Honduras es santuario de tiburones.

Pobladores de La Ceiba captaron asombrados el momento justo en el que el tiburón se acerca hasta la orilla.

La Ceiba, Honduras.

Tras captar en video a un tiburón merodeando en las orillas de las playas ceibeñas, los pobladores de esta zona en Honduras se alertaron y muchos sintieron temor; sin embargo, especialistas aseguran que este suceso más bien es una buena señal.

Gabriela Ochoa, bióloga marina hondureña, explicó a Diario La Prensa que el territorio hondureño es considerado santuario de tiburones desde el 2011, a través de un decreto establecido por el Congreso Nacional, en el que se prohíbe la pesca y explotación de este animal.

La experta despejó las dudas de la mayoría de los ciudadanos que se alertaron por este fenómeno.

Además lea: Graban a supuesto tiburón merodeando a las orillas de una playa en Honduras

¿Por qué el tiburón estaba tan cerca de la orilla?

Por diferentes razones, una de ellas es que quizás estaba buscando alimento y como hay pocas personas en las playas por la pandemia no tuvo temor en llegar muy cerca de la orilla buscando algún pez o mantarraya. Normalmente los tiburones se encuentran en zonas en donde hay menos actividad humana.

¿Qué tipo de tiburón era?

No se alcanza ver en el video y en nuestras costas hay una gran variedad de tiburones, sin embargo los más comunes son los tiburones enfermeras, tiburones de arrecifes y tiburón martillo.

Los primeros tienen un tamaño que varía entre los 2,5 a 4,3 metros de longitud, el peso común es de 90 hasta los 150 kilogramos.
Sus presas favoritas son los calamares, de igual forma pueden cazar peces de tamaño pequeño o mediano, ostras, camarones y erizos de mar.

El tiburón de arrecife mide aproximadamente 2 a 2,5 metros de largo; la especie es fácilmente reconocible por su cuerpo esbelto y su cabeza corta pero ancha. Les fascina cazar peces, crustáceos y pulpos.

Y en el caso del tiburón martillo tiene la cabeza en forma de "T" puede medir entre 3,7 y 4 metros y se alimenta de peces. Este es menos común en el territorio hondureño.

¿Atacan a humanos?

Es raro escuchar de un accidente de mordida de este animal, los tiburones nos tienen más miedo a nosotros, que nosotros a ellos. Sin embargo, como cualquier animal salvaje hay que respetarlos y ser cuidadosos.

Cabe mencionar, que la cifra de ataques de tiburones a nivel mundial es mínima, es decir, es más probable que una persona muera por dengue debido a la picada de un zancudo.

¿Qué significa ver este tipo de especies en nuestras costas?

Es algo muy bueno porque los tiburones mantienen el balance del mar, eliminan a los débiles y enfermos y logran el equilibrio con los competidores garantizando la diversidad de especies.

Además, mantienen, indirectamente, los hábitats de algas y arrecifes de coral. Lastimosamente el número de tiburones a nivel global ha disminuido y esto ha llevado al declive de los arrecifes de coral y de los lechos de algas.

¿Cómo podemos contribuir a la protección de estos animales?

Debemos convertirnos en protectores de los tiburones y para ellos debemos comenzar protegiendo y respetando su hábitat. También es importante ser consumidores responsables, al comprar pescado debemos asegurarnos que nos están vendiendo lo que pedimos y no un pedazo de carne de tiburón. Es necesario crear conciencia.

La Prensa