Más noticias

Médicos y maestros piden un facilitador extranjero para diálogo en Honduras

El Gobierno informó que escucharán las propuestas formales de los diferentes sectores.

Los manifestantes de los sectores de educación y salud marchan contra las reformas gubernamentales en Tegucigalpa y otras partes del país.
Los manifestantes de los sectores de educación y salud marchan contra las reformas gubernamentales en Tegucigalpa y otras partes del país. / Foto: AFP

Tegucigalpa, Honduras

Médicos y maestros de Honduras, que este miércoles levantaron un paro de seis días, aseguraron que no existen las "condiciones mínimas" para iniciar un diálogo con el Gobierno hondureño y exigieron la mediación de un experto internacional para facilitar el proceso.

"No están dadas las condiciones mínimas que nosotros exigimos que se dieran para el diálogo, así que mientras éstas no se den no vamos a dialogar", subrayó la presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa.

Señaló que los docentes y médicos aglutinados en la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación retornaron este miércoles a sus labores, pero no se sentarán "a dialogar" con el Gobierno mientras "se siga irrespetando al pueblo hondureño".

"Es vergonzoso el comportamiento del régimen, indudablemente no existen condiciones de diálogo", enfatizó Figueroa, quien dijo que el interlocutor del proceso debe ser una persona "imparcial, no tener conflicto de intereses, honesto, de credibilidad".

Dijo además que el facilitador designado para el diálogo con el Gobierno debe ser extranjero y el proceso tendrá que "ser televisado desde un inicio".

"No nos vamos a reunir a escondidas ni en la casa de nadie, ni en la oficina de nadie", señaló Figueroa, quien denunció "amenazas a la integridad física" de los miembros de la Plataforma.

El pueblo hondureño debe entender que "la lucha no se abandona", ya que la Plataforma sigue "convocada", señaló la líder de los médicos.

El Gobierno que preside Juan Orlando Hernández comenzó este miércoles un acercamiento con al menos una decena de representantes de organizaciones de maestros que el domingo asistieron al Consejo de Ministros en el que se aprobó la derogación de dos polémicos decretos que rechazaban docentes y médicos por considerarlos lesivos a sus intereses.

La delegación gubernamental está formada por los ministros de Trabajo, Carlos Madero; la de Salud, Alba Consuelo Flores; y el de Educación, Arnaldo Bueso.

Madero dijo a periodistas que en el "prediálogo" escucharán las propuestas de los diferentes sectores en relación a las personas que podrían coordinar el proceso.

Sobre la exigencia de que un facilitar internacional sea el mediador en el diálogo, Madero señaló que no es un problema y es una petición válida.

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, dijo por su parte que la reunión entre la delegación del Gobierno y representantes de los maestros es "un avance" y reiteró que el diálogo es el único mecanismo para buscar soluciones al conflicto.

"No tenemos agenda y ya con la tranquilidad de saber que hay clases le damos la bienvenida a cualquier tema que quieran traer a la mesa (los maestros), gracias por su compromiso, aquí estamos y somos conscientes que la educación necesita atención", subrayó Bueso.

El paro promovido por los maestros y médicos afectó varias ciudades del país, donde hubo manifestaciones violentas, saqueos y enfrentamientos con la Policía.

Las protestas violentas causaron que la empresa estadounidense Standard Fruit de Honduras, subsidiaria de Dole Food Company, anunciará el martes la suspensión de los contratos de al menos 3.000 trabajadores.

La decisión de la empresa estadounidense obedece a que durante las protestas al menos una treintena de contenedores de la compañía fueron quemados en el departamento de Colón, en el Caribe del país.