Más noticias

Cachiros daban “contribuciones de campaña” a políticos: Fiscalía de NY

Funcionarios públicos, policías y militares también fueron sobornados por el clan criminal. Narcopolicía Carlos Valladares reveló cómo contribuyó en las acciones del narco en el país.

Javier Heriberto Rivera era el jefe del clan y quien ordenaba el reparto de dinero a policías, funcionarios y políticos.
Javier Heriberto Rivera era el jefe del clan y quien ordenaba el reparto de dinero a policías, funcionarios y políticos.

Tegucigalpa, Honduras

Políticos, funcionarios públicos, policías y militares, asegura la Fiscalía de Nueva York, recibieron millonarios sobornos del cartel Los Cachiros para que les permitieran operar de forma ilícita en Honduras.

30
guardaespaldas como escolta usaban Los Cachiros, y Carlos Valladares formaba parte del grupo de seguridad del clan.

Así lo revela la carta que el fiscal Emil Bove envió a la jueza Lorna Schofield, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, como parte de los argumentos que sustenta para solicitar una pena máxima para Carlos Alberto Valladares, uno de los siete expolicías solicitados en extradición, señalado de formar parte de Los Cachiros.

“Los narcotraficantes pagaban sobornos, a veces denominados como ‘contribuciones de campaña’ a políticos hondureños que ostentaban y/o postulaban para un cargo, en el entendimiento que apoyarían políticas amigables con los traficantes sobre investigaciones y la política de extradición”, refiere la carta.

Según el documento, los narcos en el país pagaban la protección contra la interferencia oficial y para facilitar el paso seguro a través de Honduras de las cargas masivas de cocaína que llevaban a Estados Unidos y donde fue evidente el “pago de sobornos a funcionarios públicos, incluidos algunos miembros de la Policía Nacional para acceder a información sobre investigaciones en curso, puestos de control militar y policial y evitar órdenes de captura”.

xo portadilla2 130918(800x600)
Carlos Valladares enfrenta juicio en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Leal servidor

Desde 2004, Carlos Valladares se integró al clan de Los Cachiros, era una pieza estratégica que llegó incluso a ser parte de la escolta utilizando armas M-16 para acompañar los camiones que salían cargados de cocaína. De esa forma se les facilitaba el paso por los puestos de control policial, ya que nadie los detendría. Fue así como Valladares poco a poco fue identificando a otros miembros de la Policía Nacional para que ayudaran en las actividades.

En su defensa, el expolicía aseguró ante el juez: “Fui un excelente oficial de policía en su país y (solo) cometí un error“. Esas declaraciones fueron tomadas por la Fiscalía “como asombrosas”.

“Participar en un tiroteo que dejó a las personas muertas no es un error. El acompañamiento de toneladas de cocaína a través de Honduras con equipos de seguridad armados no le estaba haciendo un favor a nadie; y usar una posición oficial para robar dos millones de dólares en tráfico de drogas no es consistente con ser un excelente oficial de policía”, argumentó el fiscal Emil Bove a la juez.

Para la Fiscalía, la conducta de Valladares no nació por temor a Los Cachiros: “Él nunca fue forzado u obligado a participar en el narco”, aseguró.

1

Las misiones de Valladares con los Cachiros

1. Viajaba a Tocoa, en el departamento de Colón, con Leonel Rivera para los envíos de droga “unas seis veces”, donde Valladares utilizó armas oficiales para apoyar las actividades del narco.

2. El acusado aceptó la solicitud de Leonel Rivera de “resolver sus problemas”. Por ejemplo, el acusado admitió que en relación con al asesinato de una víctima familiar del Cachiro recuperó el video de vigilancia de los presuntos asesinos. El video era de un banco, lo que le ayudó a localizar a los supuestos asesinos y estuvo presente cuando los secuestraron.

3. A pedido de Leonel Rivera, el acusado y otras fuerzas de seguridad hondureñas sacaron un camión incautado de un local para recuperar aproximadamente 100 kilogramos de cocaína a cambio de aproximadamente $80,000 por persona para quienes participaron en la operación. Valladares coordinó con un exdirector regional de Oabi en San Pedro Sula para acceder al vehículo.

4. El acusado era parte
de un destacamento de seguridad de 30 personas que iban armadas con M-16 cuando los narcotraficantes socios con Los Cachiros recibieron una carga de cocaína en una pista de aterrizaje en el departamento de Cortés. Valladares dijo que le pagaron aproximadamente $3,000 y que otro narcotraficante estaba presente en la pista de aterrizaje.
5. Valladares estuvo con Leonel Rivera y Lobo en el momento en que una carga de droga llegaba a Omoa, Cortés, y recordó que Fabio Lobo estuvo presionando a Leonel Rivera para que lo llevara a la pista de aterrizaje donde el avión debía llegar.

 

1. Viajaba a Tocoa, en el departamento de Colón, con Leonel Rivera para los envíos de droga “unas seis veces”, donde Valladares utilizó armas oficiales para apoyar las actividades del narco.

2. El acusado aceptó la solicitud de Leonel Rivera de “resolver sus problemas”. Por ejemplo, el acusado admitió que en relación con al asesinato de una víctima familiar del Cachiro recuperó el video de vigilancia de los presuntos asesinos. El video era de un banco, lo que le ayudó a localizar a los supuestos asesinos y estuvo presente cuando los secuestraron.
3. A pedido de Leonel Rivera, el acusado y otras fuerzas de seguridad hondureñas sacaron un camión incautado de un local para recuperar aproximadamente 100 kilogramos de cocaína a cambio de aproximadamente $80,000 por persona para quienes participaron en la operación. Valladares coordinó con un exdirector regional de Oabi en San Pedro Sula para acceder al vehículo.

4. El acusado era parte
de un destacamento de seguridad de 30 personas que iban armadas con M-16 cuando los narcotraficantes socios con Los Cachiros recibieron una carga de cocaína en una pista de aterrizaje en el departamento de Cortés. Valladares dijo que le pagaron aproximadamente $3,000 y que otro narcotraficante estaba presente en la pista de aterrizaje.
5. Valladares estuvo con Leonel Rivera y Lobo en el momento en que una carga de droga llegaba a Omoa, Cortés, y recordó que Fabio Lobo estuvo presionando a Leonel Rivera para que lo llevara a la pista de aterrizaje donde el avión debía llegar.