Tasas de cáncer de útero han estado en aumento, y un nuevo estudio sugiere el motivo

La raza afroamericana y las mujeres hispanas al parecer tiene influencia en el surgimiento de esta enfermedad según los científicos.

The New York Times.

Las muertes por cáncer de útero han estado en aumento en Estados Unidos, en particular entre las mujeres negras. Ahora, una investigación parece apuntar a la causa.

Un tipo raro pero agresivo de cáncer conocido como cáncer de endometrio de tipo 2 es más difícil de tratar, y fue responsable de un 20 por ciento de los casos y un 45 por ciento de las muertes que se identificaron en el estudio.

Las muertes por este tipo de cáncer aumentaron en un 2.7 por ciento al año durante los ocho años en que se enfocó el estudio, aunque las muertes de un cáncer de útero menos agresivo permanecieron estables. Por tanto, las tasas de muerte por el cáncer de útero aumentaron en un 1.8 por ciento al año entre 2010 y 2017 en las mujeres de a partir de 40 años.

Los aumentos fueron más profundos entre las mujeres de ciertos grupos raciales y étnicos minoritarios.

Por ejemplo, las tasas aumentaron en un 6.7 por ciento al año entre las mujeres hispanas, en un 3.5 por ciento al año entre las mujeres negras, en un 3.4 por ciento al año entre las mujeres asiáticas, y en un 1.5 por ciento al año entre las mujeres blancas, tras ajustar por las tasas de histerectomía, que varían según la raza. Las mujeres no pueden desarrollar un cáncer de útero tras una histerectomía, en que el útero se extirpa.

En las mujeres negras, las tasas ya eran altas. El estudio encontró que tenían una tasa de más del doble de muertes por cáncer de útero en general, y por el cáncer más agresivo, en comparación con las mujeres de otros grupos raciales y étnicos.

Aunque la obesidad se considera un factor de riesgo del cáncer de útero menos agresivo, no hay un factor de riesgo claro para el cáncer más agresivo, apuntó Megan Clarke, que dirigió el estudio del Instituto Nacional del Cáncer.

“Pensamos que es algo que es más común en las mujeres negras, y que está aumentando en la población en todas las mujeres”, declaró Clarke a Associated Press. “Es muy enigmático y preocupante”.

Este año, en Estados Unidos se diagnosticarán más de 65,000 casos nuevos de cáncer de útero. Unas 12,550 mujeres morirán de la enfermedad. Aunque un sangrado irregular puede ser señal del problema, no existe ninguna prueba de detección recomendada, según AP.

“En los últimos 20 años ha habido mejoras en la mayoría de los tipos de cáncer. Es alarmante que no hayamos tenido el mismo éxito con el cáncer de útero”, declaró a AP la Dra. Pamela Soliman, del Centro Oncológico MD Anderson, en Houston. Soliman no participo en el estudio.

“Esto nos permite enfocar nuestros esfuerzos en áreas específicas que podrían potencialmente tener un mayor impacto en la mortalidad”, añadió Soliman.