¿Sabía que los hombres son más propensos a padecer cáncer que las mujeres?

Estudios sugieren que esto se debe en gran medida a diferencias biológicas entre los sexos

REDACCIÓN. “Tras controlar factores como fumar, el consumo de alcohol, la dieta, la actividad física y afecciones médicas comunes que aumentan el riesgo de cáncer, el sesgo sexual persistió en la mayoría de los cánceres”, aseguró Sarah Jackson, investigadora de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de EE UU.

Todavía no se comprende del todo exactamente cuáles diferencias biológicas provocan estas disparidades. “Nos gustaría explorar la contribución de las hormonas sexuales y la genética a la incidencia del cáncer en investigaciones futuras”.

ANÁLISIS

En el estudio, los investigadores observaron las diferencias en el riesgo de cáncer en 21 sitios entre 171,000 hombres y 123,000 mujeres de 50 a 71 años que se inscribieron en un estudio sobre la dieta y la salud durante los últimos 16 años.

En ese tiempo, se diagnosticaron 17,951 nuevos cánceres en los hombres y se encontraron 8,742 en las mujeres. Los hombres tenían un riesgo más alto de la mayoría de los cánceres, y la mayor diferencia se observó en los cánceres del esófago (10 veces más altos), de laringe y vejiga (cada uno 3 veces más altos), además del cardias gástrico, un tipo de cáncer de estómago (3 veces más altos).

Una dieta saludable, un peso normal, no fumar ni beber alcohol en exceso reducen riesgo de cáncer.

Los hombres solo tenían una tasa más baja de los cánceres de tiroides y vesícula biliar, mostró el estudio. Jackson comentó que los hombres son más propensos de morir de un cáncer que las mujeres.

Los investigadores planifican observar las diferencias sexuales en las tasas de cáncer entre los grupos raciales y étnicos.

“Mientras más células se tiene, más probable es que una se vuelva maligna, y los hombres tienden a ser más grandes que las mujeres”, afirman los expertos.

FACTORES DE RIESGO

El tabaco, el alcohol, la dieta y los problemas de salud subyacentes son una pequeña fracción de la diferencia en las tasas de cáncer entre hombres y mujeres.

Los hombres tienen tres veces más probabilidades de desarrollar un cáncer de vejiga que las mujeres, apuntó Jackson.