¿Va al baño muchas veces en la noche? Hay formas de tratarlo

Este problema, que afecta al sueño y a la calidad de vida, es más frecuente en personas de la tercera edad, aunque puede dar a edades más tempranas.

Problemas nocturnos

Despertarse muchas veces para ir al baño durante la noche y amanecer cansado es más común de lo que pensamos y tienen un nombre: nocturia del adulto. Según la Sociedad Internacional de Continencia, se define exactamente como la necesidad de despertarse para orinar por la noche.

Este problema, que afecta al sueño y a la calidad de vida, es más frecuente según envejecemos. Se estima que tres de cada cinco personas mayores de 70 años la sufren, aunque también se puede dar en edades más tempranas y afecta por igual a hombres y mujeres.

El artículo publicado por la BBC explica dos causas: la disminución de la capacidad de la vejiga y/o una mayor producción de orina, lo que se conoce como poliuria. Puede darse por una alteración anatómica en hombres, lo más común es que se deba a una hipertrofia benigna de la próstata, y en mujeres, a la obesidad y el prolapso de órganos pélvicos.

También por problemas funcionales como síndrome de vejiga hiperactiva, cistitis, infecciones. En lo que se refiere a la poliuria, la producción nocturna de orina suele disminuir por la acción de la hormona antidiurética, pero a medida que cumplimos años, la liberación de esta sustancia se reduce por la noche.

Esta es una de las principales causas, aunque también pueden precipitarla diversas enfermedades como diabetes, estados edematosos producidos por insuficiencia venosa o insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, el aumento de la ingesta de líquidos por la tarde-noche y el consumo de cafeína, alcohol o tabaco.

Además, hay medicamentos cuyos efectos secundarios pueden aumentar la producción de orina o alterar la función de la vejiga. Los más comunes son los diuréticos utilizados para contrarrestar la retención de líquidos, los anticolinérgicos, medicamentos para la hipertensión arterial, algunos antidepresivos y el litio utilizado para el trastorno bipolar.

Cambios relevantes

1. Reducir el consumo de líquidos 4-6 horas antes de acostarse, evitar el alcohol y la cafeína por la noche, dejar de fumar y controlar el sobrepeso.

2. Es importante tratarse las enfermedades como diabetes e hipertensión.

3. El tratamiento de suelo pélvico y el entrenamiento de la vejiga con fisioterapeutas puede ser útil para enseñar a controlar mejor la micción.

4. De ser necesario, consulte a su médico para modificar horarios de ciertos fármacos.

Lea: ¿Te desvelas?, estas son las consecuencias a corto y largo plazo