Lo recomendable es que se ejercite por lo menos tres veces a la semana.
Lo recomendable es que se ejercite por lo menos tres veces a la semana.

Las personas que no hacen ejercicio son más propensas a un ataque cardiaco

Encontramos un beneficio inmediato en la supervivencia de la actividad física anterior en el ámbito del ataque cardiaco

The New York Times.

Los pacientes con ataques cardiacos tienen menos probabilidades de fallecer al instante si han sido físicamente activos, según un estudio reciente.

Los investigadores analizaron los datos de más de 28,000 personas en Europa que habían sufrido un ataque cardiaco, para ver cómo unos estilos de vida activos o sedentarios afectaban a su riesgo de fallecer.

Encontraron que alrededor de un 18 por ciento de los pacientes fallecieron en un plazo de 28 días tras su ataque cardiaco. De ellos, más de un 62 por ciento murieron al instante.

LEA: Una conversación normal propaga gotitas llenas de virus

Unos niveles más altos de actividad física se asociaron con un riesgo más bajo de fallecer de inmediato y en un plazo de 28 días.

En comparación con los pacientes inactivos, los que tenían unos niveles altos de actividad física en su tiempo de ocio tuvieron un riesgo un 45 por ciento más bajo de muerte inmediata, y un riesgo un 36 por ciento más bajo de muerte en un plazo de 28 días.

Además: El temible cáncer gana entre los hondureños

A más ejercicio, menos riesgo

Los que hacían unos niveles moderados de actividad tuvieron un riesgo un 33 por ciento más bajo de muerte inmediata. A los 28 días, tuvieron un riesgo un 28 por ciento más bajo de muerte, encontró el estudio.

Unos niveles bajos de actividad física no hicieron una diferencia estadísticamente significativa, según los hallazgos, que se publicaron el 12 de febrero en la revista European Journal of Preventive Cardiology.

"Casi un 18 por ciento de los pacientes de ataque cardiaco fallecieron en un plazo de 28 días, lo que corrobora la gravedad de esta afección. Encontramos un beneficio inmediato en la supervivencia de la actividad física anterior en el ámbito del ataque cardiaco, un beneficio que parecía conservarse a los 28 días", señaló el autor del estudio, el doctor Kim Wadt Hansen, del departamento de cardiología del Hospital de Bispebjerg en Copenhague, Dinamarca.

"Basándonos en nuestros análisis, incluso una cantidad baja de actividad física en el tiempo libre podría de hecho ser beneficiosa contra los ataques cardiacos letales, pero la incertidumbre estadística evita que saquemos cualquier conclusión firme en este momento", añadió en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores señalaron que los hallazgos proveen un firme respaldo a las directrices europeas, que recomiendan que los adultos de todas las edades hagan al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad vigorosa, o una combinación equivalente.

"Hay muchas formas de ser físicamente activo con poco o ningún costo. Nuestro estudio provee más evidencias sobre las recompensas del ejercicio", añadió Hansen. La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte en todo el mundo.

comentarios