El aceite de pescado es una buena medicina para la insuficiencia cardiaca

Los hallazgos ofrecen una "señal" de que los complementos podrían ayudar a prevenir las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca

The New York Times.

El aceite de pescado podría ayudar a las personas con insuficiencia cardiaca a evitar los viajes repetidos al hospital, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos provienen de un análisis de un ensayo clínico que se publicó inicialmente el año pasado, en que los investigadores evaluaron los efectos del aceite de pescado y de la vitamina D en personas con un riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer.

El ensayo principal, llamado Ensayo de vitamina D y omega 3 (VITAL, por sus siglas en inglés), arrojó algunos resultados alentadores. Los adultos mayores sanos que recibieron un complemento de aceite de pescado fueron menos propensos a sufrir un ataque cardiaco en los años posteriores, sobre todo si nunca habían consumido mucho pescado.

PARA SABER
El aceite de pescado es rico en ácidos grasos omega 3, que se sabe que ayudan a reducir los triglicéridos, a bajar la inflamación y la coagulación de la sangre, y a estabilizar el ritmo cardiaco.

El análisis actual observó si los complementos tenían algún efecto en el riesgo de los participantes de ser hospitalizados por insuficiencia cardiaca.

Grandes daños

La insuficiencia cardiaca es una afección crónica en que el corazón pierde poco a poco su capacidad de bombear la sangre al cuerpo de manera eficiente. Con frecuencia, surge de daños en el músculo cardiaco, provocados por un ataque cardiaco, lo que planteó la pregunta de si los beneficios observados en el ensayo podrían abarcar a la insuficiencia cardiaca, explicó el doctor Luc Djousse.



En general, encontró su equipo, ni la vitamina D ni el aceite de pescado redujeron el riesgo de una primera hospitalización por insuficiencia cardiaca a lo largo de cinco años. Pero las personas que usaban aceite de pescado fueron un poco menos propensas a necesitar repetir sus estadías en el hospital.

Los hallazgos ofrecen una "señal" de que los complementos podrían ayudar a prevenir las hospitalizaciones por insuficiencia cardiaca, planteó Djousse. Pero enfatizó que otros estudios deben respaldarlo.

Tome nota de las recomendaciones

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) recomienda que las personas coman pescado dos veces a la semana, preferiblemente las variedades grasas más ricas en omega 3, como el salmón, la caballa, las sardinas y el atún blanco.

Djousse aconsejó seguir esa recomendación. "Pero no fría el pescado", añadió. "Consúmalo a la plancha o al horno".

Los hallazgos, publicados en la edición del 11 de noviembre de la revista Circulation, provienen de un ensayo en que participaron casi 26,000 adultos de a partir de 50 años, que al principio no tenían problemas del corazón. Se les asignó al azar a tomar 1 gramo de aceite de pescado recetado (Omacor), 2,000 UI de vitamina D, o un placebo cada día.

A lo largo de cinco años, el grupo del aceite de pescado tuvo un 28% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, en comparación con el grupo del placebo. El efecto fue más pronunciado entre las personas cuyas dietas no contenían mucho pescado: tuvieron un 40 por ciento menos de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco que los usuarios del placebo.

comentarios