29/05/2024
01:22 AM

Lizzo sobre la demanda de sus exbailarinas: ‘Es increíble e indignante’

  • 03 agosto 2023 /

La estrella de la música ha negado tajantemente que sometiera a sus subordinados a un ambiente laboral “hostil” y de gran “carga sexual”

California, Estados Unidos.

Dos días después de que tres de sus antiguas bailarinas, Arianna Davis, Crystal Williams y Noelle Rodriguez, interpusieran una demanda contra ella por acoso sexual, trato denigrante y, en último término, por haber creado un “ambiente laboral hostil”, la cantante Lizzo ha roto su silencio a través de su cuenta de Instagram para expresar su enfado y repulsa ante las alegaciones que han vertido contra ella las demandantes, así como otras excolaboradoras.

“Estos últimos días me han dejado un nudo en el estómago, han sido muy difíciles y abrumadoramente decepcionantes”, arranca el breve comunicado que ha ofrecido la artista estadounidense en las redes. “Se ha cuestionado mi ética, mis principios morales y mi carácter respetuoso. Se ha criticado mi personalidad. Normalmente, prefiero no responder a acusaciones falsas, pero éstas han sido increíbles y demasiado indignantes como para no referirme a ellas”, ha lamentado.

La estrella del pop ha querido restar credibilidad a las palabras de tres mujeres que, como ha subrayado, se comportaron de forma “inapropiada” y poco profesional durante la gira de conciertos para la que fueron contratadas. “Estas historias sensacionalistas provienen de antiguas empleadas que llegaron a admitir que se les dijo que su conducta en la gira fue inapropiada, nada profesional”, concluye la nota.

Davis, Williams y Rodríguez aseguran en el escrito de la demanda que tanto la diva como su equipo de confianza -de ahí que también hayan emprendido acciones legales contra su compañía ‘Big Grrrl Big Touring’ y contra la capitana del cuerpo de baile, Shirlene Quigley- las sometieron a vivencias muy humillantes y las discriminaron por su peso. Durante un viaje a Ámsterdam, la intérprete las habría forzado a tocar a hombres desnudos e incluso a realizar juegos de naturaleza sexual con plátanos que sobresalían de las vaginas de las bailarinas.

Esos testimonios se vieron respaldados poco después por otras tres profesionales que trabajaron brevemente con Lizzo. “A modo de clarificación, yo no soy parte de esta demanda, pero esta fue básicamente mi experiencia. Un aplauso para las bailarinas que han tenido el coraje de sacar esto a la luz”, publicaba la también bailarina Courtney Hollinquest, a lo que se unieron las críticas de Quinn Wilson, quien fuera directora creativa de los espectáculos de la cantante. “Llevo tres años fuera de este mundo por una razón. Aplaudo el coraje de las bailarinas que han sacado esto a la luz. Y lamento algunas partes de mi propia experiencia”, declaraba.

Mucho más rotunda fue la realizadora de documentales Sophia Nahli Allison, quien tildó a Lizzo de “arrogante, egocéntrica y desconsiderada” tras revelar que abandonó la gira dos semanas después de su inicio, al sentir que la diva le había faltado al respeto. “En 2019, viajé con Lizzo porque iba a dirigir su documental. Me marché pasadas dos semanas porque me trató con una total falta de respeto. Fui testigo de lo arrogante, egocéntrica y desconsiderada que es. Me sentía desprotegida en una situación de mi****, sin demasiado apoyo. Mi espíritu me dijo que saliera corriendo de ahí, y me alegro de haber confiado en mi instinto”, confesaba en Instagram.