01/03/2024
06:17 PM

Liam Payne reconoce que formar parte de One Direction le ha dejado ‘cicatrices’

  • 05 agosto 2023 /

El cantante británico ha querido alertar de la enorme presión psicológica que soportan las estrellas juveniles

Estados Unidos.

El cantante Liam Payne, conocido por formar parte del ya extinto quinteto One Direction, se siente muy “afortunado” de la vida que le ha proporcionado el estrellato.

A sus 29 años, el vocalista británico, padre de un niño llamado Bear con su expareja Cheryl Tweedy, disfruta de una satisfactoria carrera en solitario, aunque no tan exitosa como la de su excompañero Harry Styles, y recientemente completó con éxito un tratamiento de tres meses en Estados Unidos para reforzar sus nuevos patrones de vida saludable.

Con la perspectiva que le aporta la madurez y el paso del tiempo, el intérprete ha llegado a la conclusión de que sus ya superados excesos con el alcohol, que motivaron en último término su ingreso en una clínica especializada, se deben en parte a las “cicatrices” que le dejó su etapa artística de mayor popularidad: sus casi seis años en el grupo juvenil nacido del programa ‘Factor X’.

Aunque no se arrepiente del camino seguido, ahora entiende que, en 2010, cuando se formó la banda, era demasiado joven para sobrellevar su incipiente fama.

“No sé realmente si sabía en lo que me estaba metiendo cuando comenzamos. Pero he estado haciendo este trabajo desde los 14 años y me siento muy afortunado de conservarlo. Es genial, pero definitivamente pienso que me ha dejado cicatrices”, ha reconocido a su paso por la emisora colombiana W Radio. “Tienes que privarte de muchas cosas cuando empiezas en esta profesión. No cambiaría nada de lo que me ha llevado hasta aquí, pero ahora creo entender mejor por qué y cómo he acabado aquí”, ha añadido.

El astro del pop, quien recientemente confirmó su reconciliación con su novia de los últimos años, Kate Cassidy, con la que ha vivido una relación azarosa e intermitente, proyecta ahora una mayor confianza en sí mismo y una actitud más positiva ante el futuro. De hecho, la franqueza con la que se ha expresado sobre las dificultades que ha atravesado en la última década responde a una misión: la de ayudar a aquellos jóvenes artistas que, como él en su momento, se adentran en el mundo del espectáculo desde una posición de ingenuidad.

“Lo bueno es que tengo algo que decir, y si puedo ayudar a otros que se encuentran en mi lugar, no tanto en el plano de la fama sino para evitar que les pase lo mismo que a mí, habré cumplido el sueño de mi vida”, ha sentenciado Liam Payne.