Tiburcio Carías Andino y la dictadura de 16 años

Carías Andino estuvo 16 años como presidente de Honduras

Tiburcio Carías Andino
Tiburcio Carías Andino

El 1 de febrero de 1933, Tiburcio Carías Andino es investido como el gobernante número 38 de Honduras. Llegó a la Presidencia en su tercer intento. En las elecciones de 1923 obtuvo mayoría de votos ante Policarpo Bonilla y Juan Ángel Arias, pero el presidente Rafael López Gutiérrez no reconoció a ningún ganador y quiso perpetuarse en el poder.

En 1924 estalló la Revolución Reivindicadora; el conflicto se cerró con el Pacto de Amapala y la Presidencia la asumió Vicente Tosta. En 1928, Carías de nuevo se presentó como candidato, pero lo derrotó Vicente Mejía Colindres.

Durante esa época regía en Honduras -y en las demás naciones de Centroamérica- el Pacto de Washington, el cual especificaba que Estados Unidos no reconocería a ningún gobierno surgido de un golpe de Estado o de una revolución.

Además de ese obstáculo, Carías encontró muchos otros para alcanzar la Presidencia. Los informes consulares al Departamento de Estado lo describían como un candidato amado por la clase trabajadora, a quienes les prometía incremento salarial y velar por sus derechos ante bananeras como la United Fruit Company.

Finalmente, en los comicios del 28 de octubre de 1932, Carías derrotó a José Ángel Zuñiga Huete, del Partido Liberal, y a Manuel Herrera Cálix, del Bloque de Obreros y Campesinos.

Su gobierno debía finalizar el 1 de febrero de 1936, pero se consolidó en el poder por medio las tetras legales, las armas y la represión, y se convirtió en una dictadura de 16 años. Ese período se llegó a conocer como el Cariato.

Durante su mandato Carías se mantuvo fiel a los intereses de las empresas bananeras. En compensación a su lealtad, el presidente Franklin D. Roosevelt abolió el Pacto de Washington y aplicó la política del Buen Vecino. En 1949, Carías fue obligado a dejar el poder bajo presión de los EUA. Murió el 23 de diciembre de 1969.

La Prensa