30/05/2024
01:01 PM

Presidente Moreno en contra de reelección de Uribe

  • 07 diciembre 2008 /

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, afirmó que se opone a un eventual tercer gobierno del mandatario de Alvaro Uribe.

    El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el ex embajador colombiano en Washington Luis Alberto Moreno, afirmó que busca un nuevo mandato al frente a la institución y que se opone a un eventual tercer gobierno del mandatario de Alvaro Uribe, según una entrevista divulgada el domingo en el diario El Tiempo.

    Una reelección de Uribe 'no estoy seguro que sea lo mejor...no creo que sea lo mejor seguir en la presidencia', dijo Moreno, agregando que 'es bueno que se refresque el liderazgo colombiano'.

    Uribe fue elegido en 2002 y ganó una reelección, tras una reforma constitucional, en 2006. El mandatario no ha dicho si buscará un nuevo cuatrienio de gobierno, lo cual precisaría otra reforma a la carta magna.

    Al frente del BID desde octubre del 2005 y elegido por un período de cinco años, Moreno dijo además que buscará su reelección. 'Mi período termina en el 2010 y aspiro continuar', aseguró. Su predecesor, el uruguayo Enrique Iglesias, por ejemplo, fue elegido presidente del Banco en 1988 y reelecto en 1993, 1998 y 2003, hasta que en 2005 renunció.

    Dijo que el BID hará 'un esfuerzo muy grande' para sustituir la escasez de crédito internacional aumentando en 2009 los desembolsos de unos 10.000 millones de dólares a más de 16.000 millones de dólares, plata que proviene de 48 distintas naciones que aportan al Banco, con un patrimonio de 120.000 millones de dólares.

    Moreno, embajador en Washington desde 1998 y por siete años, destacó también su certeza que el presidente electo estadounidense Barack Obama 'tiene que mirar el mapa político y va a entender por qué necesita una buena relación con Colombia'.

    Obama ha criticado la situación de derechos humanos de Colombia y se ha opuesto a la ratificación legislativa de un tratado de libre comercio de su país con Bogotá hasta tanto se den garantías al trabajo de sindicalistas colombianos, al menos 30 de ellos asesinados este año.