07/12/2022
12:06 AM

Más noticias

Honduras puede mejorar nota de riesgo país de Moody’s

Cumplimiento de metas macroeconómicas y el manejo de la deuda pública en 2016 y 2017 pueden permitirle elevar nota de B2 Positiva a B1 Estable.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras está cerca de mejorar este año la calificación de riesgo país que otorga Moody’s Investors Service.

El cumplimiento de las metas macroeconómicas y el manejo de la deuda pública durante 2016 y 2017 pueden permitirle elevar la nota de B2 Positiva a B1 Estable, coinciden analistas y funcionarios hondureños.

El secretario de Finanzas, Wilfredo Cerrato, confirmó que la próxima semana arriba al país una misión de expertos de Moody’s para realizar una revisión anual de la economía nacional.

1.5%
Del PIB
Es la estimación del déficit fiscal del sector público para el presente año, de acuerdo con la Secretaría de Finanzas.
Los puntos a evaluar son la fortaleza institucional del Gobierno hondureño y el perfil de la deuda pública, las cuales han mejorado en los últimos dos años.

Honduras logró en mayo de 2016 la histórica calificación de B2 Positiva otorgada por Moody’s Investors Service, superando la B3 Positiva. Para este año, la expectativa es superar la última calificación.

Las recientes evaluaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la agencia calificadora Standard and Poor’s han certificado el buen desempeño de la economía que ha registrado el actual Gobierno.

Por el momento, el secretario de Finanzas no ha manifestado cuál es el objetivo a lograr en la próxima evaluación de Moody’s.

A la baja o al alza

Un análisis de Moody’s indica que hay una serie de factores que podrían mover la nota de riesgo país en el caso de Honduras.

Además
Las autoridades hondureñas se han comprometido a seguir cumpliendo con los compromisos acordados con instituciones como el Fondo Monetario, organismo con el cual se tiene un acuerdo trianual, que expira el 3 de diciembre próximo.
Entre ellos destaca el crecimiento económico a tasas de 3.5% o más; el producto interno bruto (PIB) de Honduras fue de 3.6% el año pasado y para 2017 se estima que puede situarse entre 3.7% y 4.1%.

Otro de los factores es el cumplimiento del déficit fiscal establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal, el que se superó el año anterior: la meta para el sector público no financiero fue de -1.6% del PIB y se cerró en -0.5%.

También, a la calificación aportarían variables como la disminución de indicadores de deuda.

No obstante, Moody’s señala que la perspectiva podría ser revisada a estable si el comportamiento de la política pública no es consistente con las mejoras institucionales recién creadas, limitando así la continuación de la consolidación fiscal y deteniendo la tendencia positiva que se ha observado en los últimos años.

Las autoridades hondureñas se han comprometido a seguir cumpliendo con los compromisos acordados con instituciones como el Fondo Monetario, organismo con el cual se tiene un acuerdo trienal, el que expira el 3 de diciembre próximo.

Wilfredo Cerrato, quien es el coordinador del Gabinete Económico de Honduras, ha subrayado en varias ocasiones que, a pesar de que 2017 es un año electoral, el Gobierno está comprometido a continuar con los logros iniciados en el primer año, 2014.