BCH teme que economía cierre al nivel más bajo desde 1954

El Banco Central anunció nuevas medidas para contrarrestar los efectos de la pandemia en la actividad económica, como reducir la TPM en 0.75 puntos básicos hasta los 3.75%.

El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato Rodríguez, en la conferencia virtual de ayer.
El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato Rodríguez, en la conferencia virtual de ayer.

TEGUCIGALPA.

A causa de la pandemia, Honduras cerrará 2020 con una de las mayores caídas en su producto interno bruto (PIB) desde que el Banco Central (BCH) aplica este tipo de medición de la economía.

“Todavía no es una realidad, pero la estimación que tenemos de caída de entre -8.0 y -7.0 si se cumple, sería la mayor desde 1954 cuando cerró en -6.4% producto de la huelga bananera”, dijo ayer Wilfredo Cerrato Rodríguez, presidente del BCH, durante la presentación de la revisión del Programa Monetario 2020-2021, el cual ha sido adaptado a la coyuntura actual.

2.7%
Crecimiento del PIB en 2019. La economía nacional reportó una ralentización respecto al comportamiento reportado en 2018, cuando el PIB creció en un 3.8%.

El entorno actual, caracterizado por la agudización de la crisis sanitaria a causa del covid-19 y la expansión de las medidas de confinamiento de la población y restricción a la movilidad de bienes y servicios, ha provocado un deterioro en la actividad económica y en el empleo, mayor que lo previsto en el Programa Monetario presentado a finales de 2019.

“La gran magnitud de este choque negativo en la economía mundial ha generado respuestas de política económica sin precedentes en la historia, con el ánimo de contrarrestar los efectos sociales y económicos observados hasta la fecha”, agregó Cerrato Rodríguez.

A pesar de ello, el nivel de incertidumbre sobre las perspectivas de la economía internacional es muy superior al habitual, agregando una alta variabilidad a la velocidad y el impacto que tendrían las medidas económicas aplicadas por los Gobiernos para contrarrestar este choque.

5,562.2
Millones de dólares. Ingreso de remesas familiares durante 2019, que representó un poco más del 20% del producto interno bruto (PIB) nacional.

En este contexto, las proyecciones para el crecimiento mundial y de los principales socios comerciales de Honduras han mostrado un ajuste significativo a la baja en los últimos meses.

Según el informe del Banco Central, a pesar de este escenario negativo para el cierre de año, se vaticina que la posición externa del país continúe fortalecida, lo que se evidencia en una revisión a la baja del déficit en cuenta corriente del sector externo para 2020, explicada en su mayoría por una caída de las remesas familiares menor (-9.0%) a la prevista inicialmente, dada la mejora parcial en el mercado laboral de Estados Unidos.

Asimismo, el mayor financiamiento externo recibido para mitigar los efectos de la pandemia del covid-19 estaría contribuyendo a una acumulación de reservas internacionales superior a la esperada, permitiendo mantener un indicador de cobertura de reservas superior a los seis meses de importación de bienes y servicios. No obstante, con la reactivación económica esperada para 2021 se requerirá un aumento en los niveles de importaciones de bienes y servicios, lo que incidirá para que el déficit externo muestre un incremento moderado con relación al PIB.

Medidas

Para contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía nacional, el directorio del BCH aprobó la reducción de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 75 puntos básicos, es decir, de 4.50 a 3.75%.

“Con esta medida, la autoridad monetaria envía una señal contundente de condiciones financieras más flexibles al mercado”, explicó Cerrato. También bajó de 5 a 4.25% la tasa para facilidades permanentes y de 5.505 a 4.75% para operaciones de reporto, y el BCH restablecerá las subastas de letras diarias a partir de octubre.

JG Resultados Macroeconomico(800x600)
La Prensa