Destruyen supuesta narcopista en predio de nuevo centro penal en Naco, Cortés

En lo que va del año, autoridades militares han destruido siete pistas clandestinas en el país

La supuesta narcopista fue inhabilitada con la misma maquinaria utilizada para su construcción.
La supuesta narcopista fue inhabilitada con la misma maquinaria utilizada para su construcción.

San Pedro Sula. Elementos del Primer Batallón de Ingenieros de Siguatepeque y del Tercer Batallón de Infantería destruyeron una pista clandestina en la que aterrizaban avionetas con droga en Naco, Cortés.

Según informaron las autoridades, la pista clandestina ya había sido inhabilitada hace varios años, pero nuevamente había sido utilizada por el narcotráfico, por lo que soldados del Tercer Batallón de Infantería con sede en Naco la mantenían bajo vigilancia.

Fue hasta esta semana cuando localizaron la pista con más de 800 metros de largo y unos ocho metros de ancho.

La propiedad donde hicieron el hallazgo fue incautada por el Gobierno y asignada para la construcción del nuevo Centro Penal de San Pedro Sula.

La pista estaba precisamente atrás de donde se ejecuta el proyecto penitenciario. En lo que va del año, los militares ya han destruido siete pistas clandestinas en otros puntos de Honduras.

Jorge Romero, comandante del Tercer Batallón de Infantería, dijo que hace un par de años se destruyó en el mismo lugar una pista clandestina, “por alguna razón, los encargados del presidio decidieron hacer una limpieza con tractor dejando habilitada el área que había sido destruida”. “Tenemos un grupo de las Fuerzas Armadas inhabilitando la supuesta narcopista porque no podemos afirmar que tiene ese uso, pero sí evitamos un problema futuro”, explicó el oficial.

Romero dijo que ya tienen identificadas otras zonas que podrían ser utilizadas para el aterrizaje de avionetas, por lo que también procederán a la destrucción.

La versión de las personas encargadas del proyecto del centro penal es que limpiaron la zona con el fin de construir un cerco para que el ganado no ingresara a la propiedad.

Dick Lagos, ingeniero encargado de la construcción en el predio, dijo que cuando cerraron la zona no se imaginaron que podría ser confundida como narcopista, “lo que pretendíamos hacer es evitar el ingreso de gente de la comunidad y ganado, pero por orden de la Fuerzas Armadas inhabilitaremos el sector que limpiamos la semana pasada”, expresó.

El capitán de ingeniería militar Wilson Paz dijo que para destruir las pistas clandestinas utilizan maquinaria pesada, otra forma de destrucción es con explosivos, con el fin de dejar el terreno sin posibilidad de aterrizaje para avionetas.

Según los expertos en ingeniería militar, para el aterrizaje de una avioneta se necesitan como mínimo 300 metros de largo y en el lugar de inspección había 800.

La Prensa