20/05/2024
12:55 PM

Pelea entre maras, principal hipótesis de triple crimen en SPS

A las víctimas, que las llevaban muertas en un baúl, las identificaron como Keidy Amador, Óscar Daniel Meléndez Chirinos y Javier Alexander Rodríguez.

San Pedro Sula, Honduras.

Autoridades policiales informaron que el motivo del asesinato de tres jóvenes, a los que metieron en el baúl de un carro la tarde del martes, es por pelea de territorio entre pandillas.

Belkis Valladares, vocera de la Policía Nacional en la zona norte, informó que equipos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) continúan trabajando en el caso y que los tres detenidos serían miembros de la pandilla 18. Los remitieron al Ministerio Público por suponerlos responsables de los delitos de asesinato, porte ilegal de arma de fuego, hurto y uso de vehículo automotor y asociación para delinquir.

Los capturados son Josué Noé López Mairena, alias el Guapo; Bryan Enrique Rosas Sincler, el Gato, y un menor de 16 años, alias el Frijolito.

Después de dar seguimiento a un carro turismo desde el sector Satélite, la Policía logró interceptar a los supuestos pandilleros en la colonia Valle de Sula y fue cuando hallaron los tres cadáveres en el baúl del vehículo.

“Conforme a la investigación policial, las tres personas fallecidas se supone que son miembros de la mara Salvatrucha (MS-13) y, según los investigadores, el hecho fue por peleas de territorio entre grupos delictivos organizados”, agregó la subcomisaria.

Versión

Ayer en horas de la mañana a Medicina Forense de San Pedro Sula llegaron los familiares de los occisos, quienes los identificaron como Óscar Daniel Meléndez Chirinos (de 15 años), Keidy Amador (de 16) y Javier Alexander Rodríguez (de 19).

Parientes de este último manifestaron a LA PRENSA que descartan que su familiar sea miembro de alguna mara, ya que aseguraron que era electricista y estudiaba en un colegio.

“Javier no andaba en ninguna pandilla, tal vez por su forma de vestir o no sabemos sus amistades, pero la última vez que supimos de él fue el martes al mediodía, cuando fue a comer a su casa en la colonia Islas del Progreso. Después de eso no sabemos qué le pasó, hasta que no llegó a la casa y empezamos la búsqueda”, expresó un familiar que por seguridad omitió su nombre.

Los cuerpos fueron llevados para velarlos y darles sepultura.