23/04/2024
11:47 AM

Motoristas y ayudantes con temor a ser víctimas de extorsionadores

  • 17 mayo 2023 /

A pesar de los operativos de la Policía de San Pedro Sula a El Progreso, no hay detenidos por extorsiones. Pasajeros son afectados porque pasaron de pagar de L34 a L100 por viaje.

EL PROGRESO

La inseguridad le arrebata la vida a otro trabajador del transporte público. Ayer, familiares y amigos le dieron el último adiós a David Lara, ayudante de bus atacado a balazos el lunes en el sector de San Manuel y que el martes murió por la gravedad de las heridas.

Desde ese día, el transporte que ofrece la empresa Catisa de la Perla del Ulúa a San Pedro Sula y viceversa está parado.

Es la tercera ocasión en el año que paran sus unidades por temor a que los extorsionadores acaben con sus vidas de forma violenta.

Para saber

Ante la falta de denuncias, equipos de la Dirección Policial Antimaras y Pandillas contra el Crimen Organizado (Dipampco) están actuando de oficio.

Ayer, los compañeros de Lara llevaron su cuerpo a la terminal en El Progreso para hacerle un pequeño homenaje de despedida.

Lara, una víctima más de la delincuencia que tiene de rodillas al sector del transporte, era empleado de la empresa Catisa.Desde mediados del año pasado a la fecha son decenas de empresas de transporte que paran sus unidades, en El Progreso, Choloma, Santa Bárbara y la capital hondureña.

Los transportistas se han visto obligados a detener sus unidades porque no pueden seguir pagando más extorsiones, ya que nuevas bandas criminales están pidiendo altos pagos.

“No podemos trabajar, la Policía viene a la terminal solo cuando se dan estos hechos. Hoy tenemos otro compañero muerto, quién velará por su esposa y su hija, de tan solo tres años. Nos duele ver estas escenas y no saber si mañana seremos nosotros los que estemos en un ataúd”, dijo consternado un empleado del transporte.

El cuerpo del ayudante fue velado en la funeraria San Juan de El Progreso. En horas de la tarde llevaron su féretro a la terminal de El Progreso, en donde trabajó por muchos años, y posteriormente le dieron cristiana sepultura, sin siquiera haber un indicio de quién cometió el crimen.

Autoridades policiales han intensificado las operaciones en el sector de El Progreso y en el corredor de la CA-13, desde el martes han mantenido operativos.

Óscar Garay Sevilla, portavoz de la Policía Nacional en El Progreso, informó que hay equipos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) trabajando para tratar de dar con los responsables de la muerte de David Lara.

“Tenemos retenes que también son parte de la operación Candado, hay varios equipos dispersos por el municipio para garantizar la seguridad de la ciudadanía, hacemos revisión de los pasajeros; pero también de los conductores y ayudantes”, agregó el suboficial policial.

Motoristas y ayudantes con temor a ser víctimas de extorsionadores

Pasajeros

Mientras la Policía dice que trabaja en busca de los extorsionadores, las unidades siguen paradas, lo que afecta también a la población. Los ciudadanos que pagan 34 lempiras de pasaje en los buses se ven obligados a pagar desde 100 lempiras por trasladarse a San Pedro Sula y viceversa.

“Yo no tengo 200 lempiras para ir y venir de San Pedro, estoy a punto de perder mi trabajo, en el que no me pagan el pasaje. Entendemos la situación de los transportistas porque un trabajo no vale una vida, pero no vemos acciones del Gobierno, prometieron tanto y ahora estamos peor que nunca, soy madre soltera y si no trabajo mis hijos no comen”, expresó consternada una progreseña.

Algunos taxistas están cobrando 100 lempiras por persona porque solo pueden llevar cuatro pasajeros “y la gasolina está cara”.

Un viaje directo a San Pedro Sula cuesta entre 400 y 500 lempiras.“Hasta nosotros nos arriesgamos por la gente, pero sabemos la necesidad que tienen que viajar hasta San Pedro Sula o La Lima, y nosotros tenemos que comer”, dijo un taxista.

Foto en vida de David Lara.