07/02/2023
05:33 PM

Más noticias

En libertad se defenderá motorista mexicano vinculado al tráfico de personas

  • 02 noviembre 2021 / 14:25 PM /

Fue arrestado el pasado 25 de octubre tras salir del Centro del Migrante Retornado.

Puerto Cortés, Honduras.

En el Juzgado de Letras seccional de Puerto Cortés se desarrolló la audiencia inicial en contra de un conductor de autobús que ingresó por el puesto fronterizo de Corinto, Omoa, que traía como pasajeros a varias personas retornadas desde México hacia nuestro país.

La jueza que lleva el caso decretó auto de formal procesamiento con la medida cautelar distinta a la prisión preventiva a favor de Salvador Corona Almazán, a quien se le supone responsable del delito de tráfico de personas en perjuicio de cinco jóvenes mujeres.

La aplicación de la medida comprende someter al sospechoso bajo la vigilancia de su apoderada legal, quien deberá informar constantemente al juzgado, además se deberá presentar cada 15 días ante la secretaría de la judicatura, por lo que tendrá que anotarse en el libro de control y no podrá salir del país sin autorización previa.

La jueza de Letras resolvió modificar dicho delito de tráfico ilícito de personas agravada a tráfico ilícito de personas y ordenó su inmediata libertad.

Según diligencias de la Unidad Transnacional de Investigación Criminal (Utic), el lunes 25 de octubre del presente año, cerca de las 09:40 am procedieron a realizar un operativo fijo en un lugar llamado La Morroquera, en la carretera CA-13, al divisar una unidad de transporte de pasajeros se le hizo señal de parada, era un bus color blanco con placa mexicana 83RB1T, cuyo conductor obedeció y se estacionó.

Al solicitarle los documentos se identificó con un pasaporte a nombre de Salvador Corona Almazán. Además mostró una póliza de seguro del autobús y el listado de las personas que trasladó al Centro del Migrante Retornado, pero cuando los agentes recorrieron el interior encontraron tres adultas y dos menores de edad que no estaban en el manifiesto, razón por la cual le preguntaron qué ocurría, a lo que el sospechoso respondió que “es un favor que le hago a un compañero”.