Más noticias

Olancho se ha convertido en uno de los departamentos más violentos de Honduras

En los últimos cinco años se han dado en ese departamento más de 1,000 muertes violentas.

 El abogado Carlos Muñoz Sauceda, asesinado el martes en Juticalpa, es una de las víctimas de la violencia en Olancho.
El abogado Carlos Muñoz Sauceda, asesinado el martes en Juticalpa, es una de las víctimas de la violencia en Olancho.

Tegucigalpa, Honduras.

La alta incidencia de muertes violentas registradas en Olancho en los últimos cinco años lo colocan como uno de los departamentos más violentos.

En ese período de tiempo se han suscitado en ese departamento más de 1,000 homicidios.

Así lo demuestran las estadísticas recabadas y validadas por distintas instituciones estatales, y que al final son publicadas por el Observatorio Nacional de la Violencia (ONV) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

Con 282 muertes violentas en 2018, Olancho se ubicó en el cuarto puesto de los índices de violencia nacional, solo por debajo de Cortés (788), Francisco Morazán (644) y Yoro (342).

En la actualidad la situación no dista mucho de lo experimentado desde 2014 hasta 2018. Sólo en el mes de enero de este año esta región del país fue escenario de dos masacres, una en Salamá, con cuatro víctimas y otra en Patuca, con tres decesos violentos. Del 1 de enero al 12 de febrero se contabilizan 46 asesinatos.

El último caso se dio el martes cuando el abogado Carlos Augusto Muñoz Sauceda, fue ultimado a disparos por dos sicarios que se conducían en motocicletas en el barrio Las Flores, de la ciudad de Juticalpa. El hecho fue captado en video.