Lluvia redujo visitas en los cementerios municipales

Las pocas persona que acudieron a coronar lo hicieron con las medidas de bioseguridad.

San Pedro Sula, Honduras.

La pandemia y la amenaza del huracán Eta se aliaron para que los sampedranos dejaran de visitar a sus muertos en el Día de Difuntos.

Algunos no dejaron sus tradiciones y a pesar de la lluvia, con todas las medidas de bioseguridad, fueron a los camposantos.

Otros adelantaron las visitas y lo hicieron cuando el dígito se los permitía.

Fue un Día de Difuntos diferente y hasta los vendedores de flores, coronas y ornamentos para las tumbas coinciden en que no lograron surtirse como otros años y las ventas fueron malas.

LEA: Protegidos con mascarillas coronan a sus difuntos

“El problema es la situación que estamos atravesando, nosotros no vendimos flores naturales porque en algunos cementerios les permitían únicamente artificiales”, dijo a LA PRENSA Claudia Méndez, una vendedora flores.

En cementerios como La Puerta y otros municipales el ingreso se hizo con todas las medidas de bioseguridad, aunque las visitas fueron pocas y no como otros años.

Uno de los controles fue que solo entreban las personas con las terminaciones correspondientes de acuerdo a lo establecido por Sinager.

La Municipalidad fumigó los camposantos de Cofradía, Chamelecón, Rivera Hernández, Río Blanco, Ocotillo, La Puerta, Laureles y el general.

La Prensa