Juan Orlando Hernández ante la justicia de USA

Tildan de “mal preparada” e ”incompetente” a la defensa de Juan Orlando Hernández

Los expertos opinaron que la defensa está manejando mal el caso del ex presidente hondureño.

mar 20 de septiembre de 2022

Con la reciente salida de uno de los abogados que conformaban la defensa del expresidente Juan Orlando Hernández, el exfiscal Daniel Pérez, varias especialistas han opinado que el equipo legal está mal preparado.

“Siempre pensé que desde el principio el equipo de defensa de Hernández estaba mal preparado y era bastante incompetente”, expresó Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, quien ha seguido de cerca la acusación por tres delitos relacionados al narcotráfico que la justicia de Estados Unidos le imputa al hondureño.

Vigil consideró que “ahora, con todo lo que está ocurriendo, sólo refuerza esa opinión”, refiriéndose a la renuncia de Pérez y a las desvinculación de dos asistentes que trabajaban con el abogado principal en Nueva York, Raymond Colón.

De su lado, David Weinstein, ex fiscal federal, dijo que llama la atención la forma tan pública en que la defensa está manejando un caso tan sensible y de alto perfil.

“Es extremadamente fuera de lo común y peculiar. Si yo representara a un ex jefe de Estado, mantendría estrictamente todas las teorías y hechos del caso cerca de mí. Y esperaría que cualquier persona en mi equipo de defensa hiciera lo mismo”, apuntó.

Adicionalmente, dos co-acusados clave también parecen dispuestos a declararse culpables y posiblemente a testificar contra él, según los documentos judiciales.

Raymond Colón ha apostado el caso a la larga cooperación de su cliente con el gobierno de Estados Unidos, incluyendo la CIA y la DEA. Incluso mencionó que pretender hacer que el expresidente Donald Trump testifique a su favor.

Juan Orlando Hernández enfrenta tres cargos, incluida la conspiración para importar cocaína y posesión de armas. Los fiscales aseguran que recibió millones de dólares de narcotraficantes a cambio de protección, mientras gobernaba Honduras desde 2014 hasta enero de 2022.