Más noticias

Tendencia regional: Inversionistas deben apostarle a las startup

Las pequeñas empresas basadas en la tecnología crecen más rápido.CloudBiz comenzó “sin dinero”, en 2017 ganó un premio y ahora está en varios países.

El Hub Unitec apoya el desarrollo de emprendimientos tecnológicos de los estudiantes de esta universidad y también de personas externas. Fotos: Yosep Amaya.
El Hub Unitec apoya el desarrollo de emprendimientos tecnológicos de los estudiantes de esta universidad y también de personas externas. Fotos: Yosep Amaya.

SAN PEDRO SULA.

Inspirados en el éxito alcanzado por la empresa salvadoreña Hugo Technologies, la cual se perfila para ser el primer unicornio de Centroamérica, hondureños recién egresados de las universidades arriesgan sus pequeños capitales en emprendimientos tecnológicos porque están seguros que multiplicarán el dinero a una mayor velocidad y entrarán a mercados distantes a través de Internet.

En ese grupo de nuevos empresarios están María del Carmen Cálix, Juan Mejía, Carlos Marín y Javier Flores, quienes después de haber obtenido este año el título de ingenieros en mecatrónica en la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), aspiran a ser líderes en el mercado regional en el diseño y fabricación de piezas con tecnología 3D.

Hace más de un año, mientras estudiaban, crearon la empresa SPS 3D con una inversión de $800 (menos de L20,000) luego de descubrir que en el mercado no había alguien que proveyera ciertos repuestos de máquinas.

Josué Reyes, coordinador del Hub de San Pedro Sula, le recomienda a los pequeños empresarios buscar la digitalización.

“Yo le presenté la idea a mis compañeros en la biblioteca de la universidad, discutimos cómo podríamos iniciar y por qué. Propuse la idea de la impresión 3D y ellos dijeron: ‘Es nuestro último año y podemos crear nuestra empresa’... Compré la primera impresora pequeña por unos $800, con el material y el envío”, dice Marín.

Al principio crearon, para una clase, un prototipo de una prótesis de una mano, mas no lograron que funcionara. Se sintieron frustrados, pero nunca renunciaron.

LEA: La startup CloudBiz se expande en Latinoamérica

En los meses siguientes, cuando realizaban la práctica profesional, concluyeron que “había una gran oportunidad” al observar que las empresas se veían obligadas a pedir repuestos al extranjero cuando una máquina se averiaba.

En 2019 la startup SPS 3D fabrica piezas con pla, abs, petg y otros materiales para máquinas de café, filtros de bombas de plantas de tratamiento de agua, bisagras, tapones de automóviles resistentes a altas temperaturas y, con un médico ortopeda, desarrollan un proyecto de producir férulas para pacientes fracturados.

Carlos Marín de SPS 3D (incubada en el Hub) muestra repuestos que le han fabricado a empresas de la ciudad.

Tras las primeras ventas, el capital invertido de SPS 3D es mayor. La empresa posee, además de varias computadoras, cinco impresoras pequeñas y medianas. Pronto tendrá otra máquina con la cual producirán objetos de medio metro de longitud.

Los cuatro socios son expertos en mecatrónica, pero Juan Mejía es el especialista en el diseño de piezas. Tiene la capacidad de replicarlas idénticas.

“Nosotros hubiéramos empezado antes, pero no teníamos capital inicial. En Honduras hace falta personas que inviertan en proyectos como estos. Estamos viviendo con la industria 4.0 y hay que cambiar algunas formas de pensar sobre hacer inversiones”, dice Cálix. Para Cálix, la empresa Hugo “es un ejemplo” y demuestra que los jóvenes de Centroamérica tienen conocimientos y la capacidad para crear empresas llamadas unicornio, aquellas que tienen un valor de mercado superior a los $1,000 millones.

“Los salvadoreños creyeron en Hugo. Ese es un gran ejemplo. Los hondureños debemos apoyarnos. Debemos pensar que cuando una empresa crece, todos podemos ser beneficiados”, plantea Cálix.

Conscientes de que su fortaleza es la mecatrónica y su debilidad el área de negocios, los fundadores de SPS 3D buscaron asesoría en cómo constituir empresas y otras áreas en el Hub Unitec, una entidad que promueve la incubación y aceleración de las startup.

HUB

En julio de 2017, Unitec firmó un acuerdo de cooperación no reembolsable con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por $56,000 para fortalecer esos clubes y convertirlos en incubadoras reconocidas internacionalmente de empresas dinámicas e innovadoras.

“Este Hub nació en 2014 en Unitec de Tegucigalpa para reunir a alumnos apasionados por el emprendimiento. En 2016 abrimos en San Pedro Sula para conectar personas que quieren emprender. Nosotros ofrecemos el servicio de mentoría e incubación en proyectos de innovación tecnológica a estudiantes de Unitec y a personas externas”, explica Josué Reyes, coordinador del Hub de San Pedro Sula.

Reyes dice que el acuerdo del BCIE permitió ampliar el rango de acción y apoyar proyectos como la startup SPS 3D.

“La tendencia que ha prevalecido en el Hub está marcada por la industria 4.o: impresión 3D, desarrollo de aplicaciones, negocios tradicionales con enfoque digital y agrotecnología, protección de bosques”, dice.

Mientras el equipo CloudBiz, que entró a Colombía, ahora le apunta a otros mercados de la región

Hub Unitec es parte de un ecosistema de emprendimiento integrado por unas 25 organizaciones de la ciudad, entre ellas, las comunidades Startup Weekend, TEDx y los Centros de Desarrollo Empresarial (CDE) del gobierno.

Hub Unitec tiene las puertas abiertas para que personas externas participen como ejecutores o inversores de emprendimientos creados con la metodología Lean Startup la cual permite acortar los ciclos y desarrollar el negocio de forma rápida y ágil.

En este centro juvenil hay espacio para los actores de la economía gris, es decir, para personas con una edad superior a los 50 años (como los jubilados) que deseen apostarle a una startup.

“Si una persona tiene capital para invertir, nosotros, por medio del Hub, hacemos la conexión con quienes tienen la idea y el conocimiento”, dice Reyes. Son proyectos de riesgos, pero “un valor fundamental de los emprendedores es la resiliencia, la capacidad de sobreponerse a las adversidades”.

¿Qué es?

Un startup es una gran empresa en su etapa temprana; a diferencia de una Pyme, la Startup se basa en un negocio que será escalable más rápida y fácilmente, haciendo uso de tecnologías digitales.

Sin dinero

Mientras el equipo de SPS 3D abre una brecha, la empresa CloudBiz, que surgió con cero centavos en Honduras, gana terreno en Centroamérica y Colombia vendiendo software en línea de facturación, inventario y contabilidad para mipymes.

“En 2017 participamos en el Digital Challenge y ganamos el primer lugar. A raíz de eso, uno de los jueces nos vio con potencial y nos refirió a un fondo de inversión de Colombia, a un fondo de capital de riesgo. Todos los años, el fondo escoge a 10 empresas tecnológicas para financiarlas. En 2017, aplicaron mil empresas de América Latina y nosotros quedamos dentro de las primeras diez.

Invirtieron en CloudBiz, abrimos mercado en Colombia y nos fuimos a vivir seis meses allá”, recuerda con satisfacción Bryan Nazar, director fundador de CloudBiz. Dos años después, CloudBiz tiene oficinas en Colombia y desde allá atiende a los clientes de Honduras, El Salvador, Panamá y apunta a otros mercados.

“En países que están más desarrollados, como Colombia y Brasil, vemos que invirten billones de dólares en empresas de tecnología. Esto ayuda a la economía del países y al inversionista. Es una inversión de alto riesgo, pero puede ser muy rentable”, dice Nazar. “Un gran ejemplo es Hugo, imagino que los socios de Hugo están muy contentos”.

Nazar le sugiere a los inversionistas hondureños que “abran los ojos y arriesguen a invertir en empresas tecnológicas”.

“Nosotros arrancamos la empresa sin dinero y después de ocho meses de operación nos dimos cuenta del concurso y participamos. Con el premio que ganamos y con la parte del fondo de inversión llegamos a un capital de $25,000. Otras empresas también lo pueden lograr”, dice.