04/03/2024
12:39 AM

Pensar de forma global y actuar local

Elisa M. Pineda

No es una premisa nueva, sino que acompaña desde siempre a las teorías de la globalización, aunque nos parezca tener vigencia ahora más que nunca.

“Glocalización” es el término que algunos utilizan para resumir la premisa de “pensar de forma global y actuar desde la perspectiva local”.

La facilidad y rapidez de las comunicaciones que son parte del mundo actual pueden contribuir a actuar de forma proactiva, anticipando posibles escenarios y estrategias para salir adelante. Ese es un gran desafío para quienes se desenvuelven profesionalmente en ámbito internacional, desde cualquiera de sus áreas: política, comercial, cultural, científica, etc.

En tiempos de pandemia, como si se tratara de un curso intensivo, experimentamos la conexión que existe entre lo que sucede en cualquier punto del planeta con todo este enorme ecosistema.

Quizás por ello, encontramos cada vez más fuerte el llamado a actuar con cuidado, tomando en cuenta los impactos que generan nuestras decisiones y acciones en esta “casa común” como atinadamente llama el Papa Francisco al planeta Tierra.

Hace tan solo unos días, la cadena de noticias CNN anunciaba que se avecina una crisis energética mundial y que no se prevé una solución rápida, debido por una parte al clima y por otra, a la creciente demanda.

“La presión sobre los gobiernos para que aceleren la transición a una energía más limpia es cada vez mayor” señalaba la nota difundida en redes sociales, haciendo énfasis en la relevancia de la cumbre climática prevista para noviembre.

Los temas relacionados con el medio ambiente han acaparado una mayor atención del mundo en cuanto hemos podido palpar la conexión que existe con los temas sociales y económicos, tan anunciada por expertos y tan atacada por los más incrédulos.

La necesidad de contar con una visión holística del mundo se hace cada vez más urgente, en la medida en la que vemos una creciente alarma sobre los catastróficos efectos que podría tener una crisis ambiental de grandes dimensiones.

“Lo ambiental” dejó de ser un tema de interés de unos pocos, para convertirse en uno de los principales temas de la agenda internacional. Y ahora viene la gran pregunta: ¿y en lo local?

La tendencia global parece apuntar hacia la economía circular, como alternativa para cambiar patrones de diseño, producción y consumo desde la perspectiva lineal, hacia una que posibilite la reconversión de residuos, la reutilización de materiales y la reparación, para reducir la utilización de recursos nuevos.

Este nuevo paradigma abre oportunidades, pero todas parten de una gran condición: la innovación.

¿Qué estímulos estamos creando para que exista el pensamiento innovador en el país? ¿Cómo logramos la conexión entre la educación, la ciencia y la vida en las empresas?

El gran desafío para Honduras es cómo generar estrategias que promuevan la innovación, al mismo tiempo que buscamos resolver otros problemas urgentes.

La capacidad de gestión del próximo equipo de gobierno –y no solamente del presidente- será puesta a prueba.

Hay que actuar local, empecemos por razonar el voto no solamente para presidente, sino especialmente para diputados y autoridades locales.

las columnas de LP