Más noticias

El vuelo más largo del mundo aterriza en Nueva York

Durante el trayecto, el avión de Singapore Airlines recorrió 16,500 kilómetros

/ Foto: AFP/Singapore Airlines

Nueva York, Estados Unidos

El vuelo comercial más largo del mundo aterrizó este viernes en Nueva York, luego de casi 18 horas de viaje desde Singapur.

Según el portal del aeropuerto de Newark (Nueva Jersey), el vuelo SQ22 aterrizó a las 05H29 locales (09H29 GMT), tras haber despegado a las 23H37 de Singapur, haciendo unas 17H52 de vuelo.

Según sitios especializados, como Flight Radar 24 el tiempo efectivo de vuelo se habría acercado más a las 17H25.

En teoría la duración del vuelo sería de 18H25. Manteniendo la teoría, el vuelo de regreso Nueva York-Singapur debería ser un poco más largo.

Durante el trayecto, el avión recorrió 16.500 km.

"Me siento perfectamente descansado", dijo Kristopher Alladin, un canadiense de 37 años, antes de tomar un vuelo hacia Ottawa. "Tengo la suerte de poder dormir en los aviones".

"Aunque estaba en clase económica premium, se tiene la impresión de estar en primera clase", agregó.

Vuelo más largo info(800x600)

Singapore Airlines ofrece en este vuelo solamente pasajes en clase económica premium y business, pero no en clase económica.

Un pasaje de ida Singapur-Nueva York cuesta unos 2.150 dólares en la clase económica premium, según el sitio de la aerolínea. Ya el billete de ida y vuelta se eleva a 3.500 dólares.

Con este nuevo vuelo, Singapore Airlines recupera el primer lugar en la clasificación de las compañías que realizan los trayectos más largos. Desplazó del primer lugar al vuelo 921 de Qatar Airways entre Auckland y Doha, de aproximadamente 18 horas.

No obstante, no es la primera vez que la aerolínea realiza este trayecto, que ya operó durante nueve años antes de abandonarlo en 2013, cuando los precios del petróleo le quitaron rentabilidad.

En esos años se sirvió del A340-500, un cuatrimotor que consumía bastante más que el nuevo Airbus A350-900 ULR.

Airbus entregó su primer A350-900 ULR a Singapore Airlines en septiembre.