Millonaria fianza para inmigrante acusado de matar a Mollie Tibbetts en EEUU

Este asesinato ha politizado nuevamente el debate sobre la inmigración indocumentada en Estados Unidos.

VER MÁS FOTOS
En esta audiencia no hubo declaración de inocencia o culpabilidad, lo que ocurrirá en la próxima, fijada para el 31 de agosto.
En esta audiencia no hubo declaración de inocencia o culpabilidad, lo que ocurrirá en la próxima, fijada para el 31 de agosto.

Chicago, Estados Unidos.

El mexicano Christian Bahena Rivera, acusado del secuestro y asesinato de la joven Mollie Tibbetts, desaparecida hace un mes en Iowa (EEUU), compareció hoy por primera vez ante la corte, donde le aumentaron la fianza de uno a cinco millones de dólares.

La jueza Diane Crookham-Johnson aceptó la petición del fiscal Scott Brown de aumentar la fianza establecida este martes debido a la naturaleza "atroz" del crimen y el estatus migratorio del acusado, del que medios locales han reportado que es indocumentado.

De esta forma, la magistrada desestimó la petición del abogado de la defensa, Allan Richards, de reducir la fianza al tratarse de un joven sin antecedentes criminales, que trabaja para un conocido miembro de la comunidad, acudió a la corte "en presunción de inocencia" y sin que haya "evidencias" en su contra.

Crookham-Johnson explicó al acusado que, en caso de ser condenado del principal cargo que pesa sobre él, homicidio en primer grado, sería sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, la pena máxima en Iowa, donde no existe la pena de muerte.

En su primera comparecencia ante la corte en Montezuma, el acusado, de 24 años y quien fue ayudado por dos intérpretes, tanto para dirigirse a su abogado como la jueza, respondió "sí" en español cuando la jueza le preguntó si entendía los cargos y procedimientos.

Lea más: El día más negro de Trump amenaza con asfixiar su Presidencia

En esta audiencia no hubo declaración de inocencia o culpabilidad, lo que ocurrirá en la próxima, fijada para el 31 de agosto.

Richards había solicitado una audiencia privada, después de que la jueza rechazara una moción para mantener en secreto el sumario, pues, en su opinión, el caso se ha politizado demasiado, lo que podría dificultar la defensa del joven, que habría confesado el crimen, ocurrido en Brooklyn, una comunidad de 1,500 habitantes.

El abogado dijo que las declaraciones sobre el caso realizadas por el presidente Donald Trump anoche en un acto político "van a contaminar" la opinión de cualquier persona que pueda ser llamada a servir como jurado.

"Ya lo habrán escuchado, un ilegal que vino, lamentablemente, de México", dijo el mandatario anoche en West Virginia en un mitin, tras conocerse la noticia de la aparición del cuerpo de la joven estudiante de Psicología de la Universidad de Iowa, y que su asesino pudo ser el mexicano.

Lea más: Los casos de Manafort y Cohen alientan la investigación de Mueller en EEUU

Además, en un documento entregado a la corte, Richards pidió que no se refieran más a su cliente como indocumentado, porque, según la empresa que lo empleaba, Yarrabee Farms, su elegibilidad para trabajar en EEUU fue confirmada por el sistema federal de verificación de empleo conocido como E-Verify.

Antes de la audiencia, la familia de Mollie agradeció en un comunicado todo el apoyo recibido de la comunidad y pidió privacidad para llorar su muerte.

"Nuestros corazones están rotos. Agradecemos las muestras de simpatía recibidos de todo el mundo, pero nuestra familia pide ahora que se le permita procesar esta pérdida devastadora y compartir nuestro sufrimiento en privado", expresaron.

Este asesinato ha politizado nuevamente el debate sobre la inmigración indocumentada en Estados Unidos, tanto por la entrada en escena de Trump, que dijo este martes que las leyes de inmigración de EEUU "son una desgracia", como numerosos políticos republicanos.

La gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, criticó al sistema migratorio que permitió que "un depredador como éste haya vivido en nuestra comunidad".

La Prensa