Centroamérica trabaja en una norma para camioneros que desactive la crisis fronteriza

Costa Rica realizaba desde el 5 de mayo pruebas de COVID-19 a todos los transportistas.

 Un transportista de carga pesada, que se encuentra varado en Peñas Blancas en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, sube a su vehículo.
Un transportista de carga pesada, que se encuentra varado en Peñas Blancas en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, sube a su vehículo.

Panamá.

La Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) presentará el próximo lunes un protocolo de bioseguridad para transporte de carga durante la pandemia del COVID-19 que buscará desactivar la crisis fronteriza con más de mil camiones varados y alertas de desabastecimiento en la región.

El Protocolo será presentando para su "discusión y aprobación" en una reunión con los ministros de integración económica y funcionarios de salud de la región, dijo este viernes el SIECA en un comunicado.

El objetivo es "resolver el problema de transporte en la región y garantizar la fluidez del comercio", agregó el SIECA, un ente del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) que integran Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.



La elaboración de este documento fue pedida por el Consejo de Ministros de Integración Económica el pasado lunes, cuando entraron en vigor dos decretos de Costa Rica que restringen el tránsito de camioneros extranjeros en el país, una medida unilateral que ha sido rechazada en la región.

Atasco en las fronteras

El Gobierno costarricense estableció las restricciones luego de detectar 50 casos de COVID-19 en transportistas extranjeros en un periodo de dos semanas, la mayoría en la frontera con Nicaragua.

Costa Rica realizaba desde el 5 de mayo pruebas de COVID-19 a todos los transportistas, en un proceso lento que generó la aglomeración de cerca de un millar de camiones en las fronteras con Nicaragua según explicaron a EFE fuentes empresariales, pero a partir del pasado lunes decidió dejar de hacerlas y establecer las restricciones.

Medio centenar de camioneros panameños mantiene bloqueado desde el domingo pasado Paso Canoas, principal puesto fronterizo entre Panamá y Costa Rica, en rechazo a las limitaciones costarricenses. Nicaragua también cerró su frontera ese día.



Los transportistas de Panamá no aceptan además un acuerdo alcanzado el miércoles por los Gobiernos panameño y Costarricense llamado "Plan Piloto de Fronteras", que permite bajo fuertes medidas de control a los camioneros panameños circular por el vecino país, por lo que mantienen el bloqueo en Paso Canoas.

"Existe evidencia de diferente gremios y cámaras que se oponen a dichos acuerdos y a la implementación del Plan Piloto Fronteras, ya que el mismo afecta a la seguridad jurídica del transportista y pone en riesgo los equipos y la mercadería transportada", dijeron los camioneros panameños este viernes en un comunicado.

Recalcaron que no se oponen "al control sanitario que cada país implemente para identificar a conductores portadores del COVID-19", pidieron al Gobierno de Panamá que reconsidere el acuerdo con Costa Rica y le exigieron que si este país no flexibiliza sus medidas se le dé "un trato reciproco".

Camioneros panameños con COVID-19 varados en Nicaragua

La ministra de Salud de Panamá, Rosario Turner, dijo este viernes que su Gobierno "hará las coordinaciones para la atención" de tres camioneros panameños con COVID-19 que están confinados en sus camiones en Las Tablillas, una zona nicaragüense en la frontera con Costa Rica.

"Una vez recuperadas podrán ser incorporados en los viajes humanitarios que se coordinan" con la Cancillería, dijo Turner, según un comunicado oficial.

La ministra costarricense de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, dijo este viernes por su parte que su Gobierno está dispuesto a efectuar un "convoy humanitario" para que los tres camioneros panameños puedan cruzar el país y regresar a Panamá.

Pero comentó que en el puesto fronterizo de Las Tablillas ni siquiera hay funcionarios nicaragüenses trabajando, por lo que reiteró su llamado a Nicaragua para que reabra las fronteras y se aplique el plan que Costa Rica acordó con Panamá para restablecer el tránsito de mercancías.

La Prensa