Darán plaza permanente a los que luchan contra la COVID-19

El Congreso aprobó, además, una iniciativa para repatriar los cadáveres cremados de hondureños fallecidos en el exterior por COVID-19.

Los diputados aprobaron varios proyectos de decreto en la sesión virtual de ayer.
Los diputados aprobaron varios proyectos de decreto en la sesión virtual de ayer.

TEGUCIGALPA.

Con la dispensa de dos debates y en medio de una amplia discusión, la cámara legislativa aprobó ayer el proyecto de decreto orientado a otorgar el acuerdo permanente de trabajo al personal sanitario y administrativo de apoyo en el área de salud que se encuentra combatiendo el COVID-19.

La iniciativa de ley remitida por el Poder Ejecutivo sustituye al decreto legislativo aprobado la semana anterior por el Congreso Nacional a iniciativa del diputado presidente Mauricio Oliva y que fue vetado esta semana por el presidente Juan Orlando Hernández.

181.6
Millones de dólares.Es el monto global de los préstamos aprobados ayer por el Congreso con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El parlamento tenía la potestad de ratificar constitucionalmente el decreto original presentado por Oliva y mandarlo a publicación a La Gaceta, sin embargo, optó por aprobar la propuesta del Ejecutivo por considerarla más amplia e incluyente. Oliva pidió la dispensa de los dos debates, pero antes explicó que el decreto primigenio fue vetado por el Ejecutivo como parte de su prerrogativa constitucional.

“Esta situación, por lo menos lo que a mí me interesa, no es de ganar méritos o medallas, lo que me interesa es que Pedro, Juan, María, Carlos y todo ese personal de salud que está en primera línea combatiendo el COVID, diseminado a lo largo y ancho de la geografía nacional, reciba este beneficio, ellos no pueden esperar”, afirmó Oliva. Al cabo del debate la iniciativa se aprobó por la mayoría simple.

El personal de salud que está en la primera línea contra el COVID debe recibir este beneficio, ellos no pueden esperar.

Mauricio Oliva,presidente del Congreso

En su parte toral, el decreto faculta al Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Salud, Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y demás instituciones del Gobierno prestadoras de servicio de salud o que por otras razones tienen contratado personal de salud, incluyendo al Sistema Nacional de Emergencia (911) para el caso del servicio de telemedicina y otros servicios relacionados con la emergencia del COVID-19 y al Comité Permanente de Contingencias (Copeco), a emitir los acuerdos de nombramiento permanente del personal médico y sanitario, asistencial y empleados de apoyo a los servicios médicos que actualmente laboran bajo la modalidad de contrato, incluyendo el contratado a través del proyecto Código Verde Más que haya participado de forma efectiva en la atención de pacientes infectados de COVID-19 y en acciones preventivas para evitar el contagio del mismo, siempre y cuando no tengan ya una plaza permanente en el sistema sanitario. Esto incluye personal adicional necesario para fortalecer el sistema de salud durante la pandemia.

Contratos de préstamo

El Congreso, además, aprobó tres contratos de préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial por $55,111.6 y 20 millones, respectivamente, para el proyecto de respuesta a emergencia en Honduras del COVID-19,proyecto integral de desarrollo rural y el programa de reformas al sector transporte.

Durante la discusión, los diputados exigieron un manejo transparente y público de dichos préstamos.

La Prensa