Hondureño con coronavirus en España: "Gracias a Dios estoy con vida"

Christian Jafet García (20) se mantiene estable en un hospital de Madrid.

VER MÁS FOTOS
Jafet García se ha podido comunicar a través de las redes sociales con sus parientes.
Jafet García se ha podido comunicar a través de las redes sociales con sus parientes. /

Madrid, España.

Christian Jafet García, de 20 años, había respetado todas las medidas de prevención que se establecieron en Madrid.

El hondureño radicado en España desde junio del 2019, solamente salió unas horas de su casa para comprar alimentos sin imaginar que regresaría a casa portando el mortal Covid-19.

España sufre una profunda crisis por el coronavirus y hasta el momento se reportan 17,900 personas contagiadas y unos 830 muertos de diversas nacionalidades.

Con el paso de las horas, una tos común que lo aquejaba se mezcló con fiebre y una asfixiante falta de respiración que le inquietó hasta la desesperación.

"La tos se me complicó con la fiebre hasta que llegué a vomitar sangre y allí supe que algo no estaba bien", relató con la voz fatigada en llamada telefónica.

Sus tíos, con los cuales vive, y un amigo lo trasladaron al hospital El Escorial de dicha ciudad donde lo atendieron de inmediato.

"Los médicos me explicaron que me harían una placa de tórax y si en mis pulmones aparecían manchas era señal que tenía coronavirus", detalló.

Con el paso de los minutos llegó la terrible noticia: dio positivo por Covid-19 y se convirtió así en uno de los tantos hondureños contagiados en España por esta grave enfermedad.

Hasta el momento se reportan cuatro personas nacidas en Honduras que han muerto en España.

García confesó que lo peor apenas empezaba. Los dolores de cabeza y la falta de respiración comenzaron a intensificarse y de no ser por el trato médico ya no estaría con vida.

"Los doctores se han portado muy bien conmigo. Estoy encerrado con otra persona en una habitación y los doctores vienen bien protegidos, aún así arriesgan su vida por nosotros", dice con nostalgia.

Su alimentación tuvo que cambiar. El suero y una estricta dieta supervisada por las autoridades hospitalarias han permitido que su diagnóstico tras varios días en el hospital sea "estable".

Sus tíos y su amigo acompañante dieron negativo al contagio y solo deberán llegar al hospital en caso que sientan los síntomas.

Un pequeño descuido

Jafet lamenta la forma en que contrajo el coronavirus, pues asegura que fue precavido.

"Solo salí a comprar unas horas, pero en el pueblo donde vivo mucha gente estaba contagiada, era inevitable que me pasara porque uno no siente nada, hasta después que el cuerpo comienza a decaer".

Aunque se mantiene en el cuarto de hospital aislado, y probablemente pase allí al menos 10 días más, el originario de Puerto Cortés, asegura que de salir vivo, anhela regresar a Honduras y volver a descansar en su natal barrio 21 de octubre de Baracoa y compartir con su novia y familia.

"Aquí no solo estamos mal por el Covid-19, también la situación de empleo está complicada. Yo apenas trabajo de lo que sale, a veces en mudanza y otras cosas, de no ser por mis tíos no pudiera sobrevivir. Gracias a Dios estoy con vida", confesó.

A nivel mundial, el Covid-19 ya contagió a 242,191 personas y ha generado 9,843 muertes. Unas 84,962 personas han logrado reponerse del mismo.

La Prensa