Sacan ganado a las calles para protestar contra invasiones en la zona sur de Honduras

Afectados salen a protestar con sus reses por la invasión de 3,500 manzanas de tierra en El Palenque y El Tulito.

EGanaderos protestaron con 400 reses frente al Palacio de Justicia exigiendo el respeto a la propiedad privada.
EGanaderos protestaron con 400 reses frente al Palacio de Justicia exigiendo el respeto a la propiedad privada.

Choluteca, Honduras

Un grupo de empresarios de la zona sur de Honduras, respaldados por la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Choluteca (Agach), sacó este martes a las calles 400 vacas para protestar contra las invasiones que ponen en riesgo 7,000 empleos.

Las reses fueron arreadas hasta el palacio de justicia con la idea de incidir en la decisión de jueces para que procedan a autorizar el desalojo de al menos 22 familias que han invadido unas 3,500 manzanas de tierra en las comunidades de El Palenque y El Tulito, áreas que se utilizan para la siembra de caña, melón y el ganado.

“Las empresas y los dueños de las tierras han agotado el proceso legal correspondiente, se presentaron los títulos de propiedad y solo se está a la espera de una determinación del Poder Judicial, pero hasta el momento no se ha obtenido respuestas”, dijo Mario Argeñal, presidente de la Agach.

Ganado a las calles(800x600)
Las autoridades del INA, por su parte, afirman que los presuntos invasores no están reconocidos por la entidad.

Riesgo

El empresario explicó que las invasiones de tierra en Choluteca ponen en riesgo más de 7,000 empleos en la zona, principalmente en los rubros de caña y melón.

“Las azucareras ya tenían sembrada el área que se les ha invadido y ese producto está sirviendo para alimento de ganado, generando una reducción significativa de su producción y afectando la zafra que debería iniciar en diciembre”, explicó.

Argeñal mencionó que de no actuar rápido, el problema en la zona podría complicarse aún más.

Para el sector agrario reformado, la apatía del Instituto Nacional Agrario (INA) es la responsable de la crisis del campesinado en el sur. “El INA se convirtió en una institución meramente mercantilista, no está cumpliendo con su función social, si ellos actuaran según lo establece la ley agraria, esto no estaría sucediendo”, explicó Benedicto Cárcamo, presidente regional de la Federación Nacional Campesina Hondureña (Fenach).

Las autoridades del INA, por su parte, afirman que los presuntos invasores no están reconocidos por la entidad.

“No los reconocemos como una empresa campesina constituida, ellos solicitaron que se les abrieran expedientes para comenzar el proceso de personería jurídica y otro tipo de documentación que necesitan para solicitar tierras, pero se les denegó porque hicieron las cosas al revés, primero invaden y después piden que se les legalice”, explicó Ramón Lara, director del INA.