Más noticias

“La propuesta es ser autosuficientes en el tema de seguridad”: Julián Pacheco

La ayuda es una decisión política, una decisión soberana del Gobierno de EEUU, no es obligación, afirma.

Julián Pacheco, ministro de Seguridad.
Julián Pacheco, ministro de Seguridad.

Tegucigalpa, Honduras.

Nuevas estrategias para atacar las modalidades delictivas, mayor control de calidad en los policías y esfuerzos con recursos propios se ejecutan para enfrentar la inseguridad. Así lo asegura el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, quien sostiene que la ayuda de Estados Unidos es una decisión política. “Si siguen colaborando se les agradece, y si no, igual, se le va a agradecer”. Lo que sí está claro es que seguirán la lucha con los recursos que tienen.

Un informe del Departamento de Estado revela que se ha bajado la tasa de homicidios, pero no la criminalidad. ¿Qué acciones se implementan para combatir la delincuencia?

Estamos trabajando en combatir la nueva modalidad delictiva que se va presentando. Los homicidios se han reducido ostensiblemente, pero también nos han aparecido otros delitos en alza, como la violencia doméstica, intrafamiliar, el narcomenudeo, el tránsito y tráfico de personas, la trata de personas. Estamos trabajando en atacar estos problemas para darles una solución. Lo de la seguridad se construye todos los días, un día que nos descuidemos se nos puede caer todo.

¿Cuáles son los acuerdos que adquirió el país tras la reunión de Ministros del Triángulo Norte?

Que la secretaria Nielsen se tomara el tiempo de venir a este evento es un gran reconocimiento, es un espaldarazo al Presidente en cuanto a seguridad. También es un reconocimiento que tenemos un problema. Lo importante es que Honduras es protagonista, Honduras está proponiendo, no solo está pidiendo ni esperando, estamos diciendo lo que estamos haciendo, para dónde vamos, qué es lo que buscamos en seguridad y qué recursos tenemos. La propuesta es ser autosuficientes en la seguridad. Si bien la ayuda internacional es importante, más importante es el compromiso interno nuestro a nivel político y a nivel presupuestario. Ser autosuficientes para sostener nuestras fuerzas de seguridad pública es un tema importante que nos da autonomía y soberanía para la toma de decisiones.

¿Afecta o no afecta el anuncio de la cancelación de ayuda de Estados Unidos al país?

No podemos negar que la ayuda de Estados Unidos en el caso de la Policía ha sido importante. Nos apoyaron con Los Tigres, DPI, entrenamiento de personal especializado, logística; pero no solo estamos atenidos a lo que Estados Unidos está dando, estamos haciendo un esfuerzo propio con recursos propios. En la Dirección Policial de Investigación, en los dos laboratorios, el Gobierno de Honduras invirtió mil millones de lempiras. Son laboratorios de alta tecnología, laboratorios científicos que le dan otra perspectiva a la seguridad en Honduras. Tenemos otro panorama, otra capacidad para resolver los problemas. La ayuda es una decisión política, una decisión soberana del Gobierno de Estados Unidos, no es obligación. Es una concesión que hacen para nuestro país. Si lo hacen lo vamos a agradecer, si no lo hacen, igual, lo vamos a agradecer, y nosotros seguiremos dando la lucha con los recursos que tenemos.

¿Nuevas estrategias en la seguridad fronteriza?

La seguridad fronteriza está reforzada. El caso es que la Policía de Fronteras, esa Policía casi toda fue dada de baja de la institución por los problemas de credibilidad que había. Estamos organizando una nueva Policía de Fronteras, tenemos aproximadamente 500 Policías en un proceso de entrenamiento, lo que serán colocados en puntos específicos de nuestra frontera, y la meta que tiene el señor Presidente y la tarea que nos ha dado es llegar a los mil. Eso permitirá la protección perimétrica de los espacios donde hay más presencia de personas tanto nacionales como extranjeras y que necesitamos mantener protegidas.

¿Cuándo estarán listos los mil policías de fronteras?

Para 2022 estarán listos los mil. Este año vamos a terminar con 600. Necesitamos policías para Tránsito, DPI, Policía Preventiva e Inteligencia. Es una institución que va creciendo en áreas especializadas, no estamos con el policía que hacía de todo y no sabía de nada, tenemos ahora policías especializados hasta en comunicación. Hay una estructura muy potente para informarle a la ciudadanía qué estamos haciendo e informarle a nuestra gente qué está pasando con su institución.

¿Qué ha pasado con los carteles de la droga?

Fueron desmantelados, por lo menos la estructura antigua que tenían. Se ha hecho un trabajo importante de incautación de bienes, capturas y extradiciones; pero el negocio de la droga no va a desaparecer mientras exista un centro de producción y consumo. Desgraciadamente, nosotros somos un país de tránsito por cualquier área, marítima, aérea o terrestre, estamos en el punto intermedio en ruta de este mal. Hemos creado una Dirección Antidrogas muy potente con grandes capacidades, damos gran énfasis en el narcomenudeo que es el que nos genera más violencia interna; pero trabajamos en las estructuras criminales de lavado de dinero y extinción de bienes de origen ilícito. No pretendemos eliminar el narcotráfico, eso es materialmente imposible. Queremos tener controles y que la Policía no se vuelva a contaminar como se contaminó en el pasado.

¿Honduras es productor de drogas?

Sí, hemos encontrado algunos experimentos en La Mosquitia, Colón y Olancho. Se han encontrado indicios de producción de hoja de coca de forma experimental. Esperamos que esto no se dé porque sería una desgracia. Además se ha incrementado la producción, tráfico y consumo de marihuana. Solo en 2018 se incautaron 120 hectáreas de marihuana en Colón y Olancho.

¿Cómo avanza el proceso de depuración?

La depuración la comparo con el control de calidad y son permanentes. Fortalecemos la educación, el que no cumple los parámetros educativos no puede ser policía.

El rendimiento es otro factor, el que sale con bajas evaluaciones tampoco puede ser un policía. La Didapol trabaja en lo disciplinario, que es otra manera de depurar. El policía debe prepararse constantemente.