Más noticias

Bronca entre Sergio Ramos y Florentino Pérez: "Me pagas y me voy"

El presidente reprochó a la plantilla su rendimiento y el capitán le replicó culpándole del fracaso en la planificación de la temporada.

Florentino Pérez y Sergio Ramos tuvieron un encontronazo en el vestuario del Real Madrid.
Florentino Pérez y Sergio Ramos tuvieron un encontronazo en el vestuario del Real Madrid.

Madrid, España.

La dura derrota por 1-4 ante el Ajax en el estadio Santiago Bernabéu y eliminación de la UEFA Champions League provocó una fuerte discusión en el interior Real Madrid con dos protagonistas de mucho peso.

Según el diario As, el presidente blanco Florentino Pérez esperó a la plantilla en el vestuario tras el final del partido y expresó su pensamiento respecto a la eliminación de la Champions League. En este encuentro, calificó de "vergonzoso" lo sucedido la noche del martes y reprochó, entre otras cosas, la falta de implicación de los jugadores y el exceso de días libres.

El presidente del Real Madrid culpó a los jugadores por su actitud en el partido y por su flojo rendimiento a lo largo de temporada. Como respuesta a esto, Sergio Ramos salió a la palestra, como capitán, para defender a los futbolistas.

Sergio Ramos señaló que el problema del equipo era que tampoco hubo una buena planificación de la plantilla. El defensa recordó que en la derrota en la Liga Española contra el FC Barcelona por 0-1 faltaba un goleador.

Palco Ramos(800x600)
Sergio Ramos estuvo grabando un documental sobre su vida mientras el Real Madrid era goleado por el Ajax.

Florentino Pérez le contestó que él tampoco había rendido bien esta temporada. “Te echo”, lanzó el mandamás del Real Madrid. “Me pagas y me voy”, espetó Sergio Ramos, que añadió: “Yo lo he dado todo y me he partido la cara por este escudo, por este club y hasta por ti”, en una caliente bronca de la que toda la plantilla fue testigo.

El encontronazo entre Sergio Ramos y Florentino Pérez no es nuevo. El capitán merengue, que tiene contrato con el Madrid hasta junio de 2020, aspira a retirarse en el conjunto blanco según dijo tras su última renovación, algo que no lograron ni Raúl González ni Iker Casillas.

Sin embargo, el desgaste entre el capitán y el presidente durante esas negociaciones del verano de 2015 y el posicionamiento de Ramos defendiendo la permanencia de Carlo Ancelotti antes de su destitución, consolidaron la tensión.

Tras la goleada sufrida por los blancos en el Camp Nou en la primera vuelta de la Liga, tras la que se precipitó la salida de Julen Lopetegui, los medios preguntaron al capitán sobre la idoneidad de la llegada de un técnico con mano dura: “El respeto se gana, no se impone. Ni un nombre ni otro. Hemos ganado todo con entrenadores que ya conocéis, al final la gestión del vestuario es más importante que el conocimiento técnico de un entrenador”, señaló Ramos.