Más noticias

Oficial: La final River-Boca se jugará el domingo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu

E Real Madrid aceptó prestar su estadio para recibir la gran final de la Copa Libertadores.

La Conmebol anunció el estadio Bernabéu para jugar la gran final de la Copa Libertadores entre River y Boca.
La Conmebol anunció el estadio Bernabéu para jugar la gran final de la Copa Libertadores entre River y Boca.

Madrid, España.

La Conmebol confirmó este jueves que la aplazada superfinal de la Copa Libertadores de América-2018 entre los argentinos Boca Juniors y River Plate se disptuará el 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid.

"La final se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, el domingo 9, con las dos hinchadas", dijo en conferencia de prensa en Asunción el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. La hora de inicio será a la 1.30 PM, de Honduras.

El partido de vuelta de la final entre los dos archirrivales argentinos fue suspendido dos veces el fin de semana pasado por graves incidentes en las afueras del estadio Monumental, de River, en Buenos Aires.

Hinchas violentos de River atacaron con piedras y palos el autobús que trasladaba al plantel de Boca al Monumental para disputar la revancha y causó heridas a varios jugadores 'xeneizes', entre ellos el capitán Pablo Pérez, con una lesión en su ojo izquierdo.

Estadio Bernabeu(800x600)
El estadio del Real Madrid será la sede de la gran final de la Libertadores.

Por otro lado, el Tribunal de Disciplina de la Conmebol desestimó este jueves el reclamo de Boca Juniors de que le otorguen el título de la Copa Libertadores de 2018 y ordenó jugar la revancha contra River Plate.

El organismo resolvió "no hacer lugar a lo peticionado en la denuncia presentada por Boca Juniors" y ordena "al Departamento de Competiciones de la Conmebol la reprogramación del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores 2018 entre River Plate y Boca Juniors".

Ademas el citado Tribunal impuso a River Plate "una sanción consistente en jugar sus próximos dos partidos como local en competiciones oficiales organizadas por la Conmebol a puertas cerradas. Esta sanción iniciará su vigencia a partir del año 2019" y le impuso "una multa de 400.000 dólares".

Ambos equipos igualaron 2-2 en el partido de ida de esta final, jugado el 11 de noviembre en el estadio La Bombonera, de Boca Juniors, sin que se produjeran incidentes.