Más noticias

Siete municipios de Honduras le hacen la guerra a los desechos

En Roatán y Utila, National Geographic promueve la reducción del uso de pajillas, vasos y empaques de foam Tela aprobará medidas contra quienes lancen objetos en las playas

La Municipalidad de Puerto Cortés limpia todos los días las playas urbanas. Estas  permanecen libres de plástico, sin embargo, el mar recibe desechos a través de los ríos. <br/>Fotos franklyn uñoz
La Municipalidad de Puerto Cortés limpia todos los días las playas urbanas. Estas permanecen libres de plástico, sin embargo, el mar recibe desechos a través de los ríos.
Fotos franklyn uñoz

Tela, Honduras

De 6:00 a 12:00 meridiano, bajo un sol que no perdona y que le ha curtido los brazos y el rostro, José Ramón Castillo pasa una y otra vez el rastrillo por la arena y recoge la basura que expulsa el mar y los desechos de plástico que lanzan los turistas.

En la playa urbana de Tela, Castillo, que siempre calza botas de hule, va y viene con el rastrillo y una pala y jamás termina de limpiar, pero nunca se cansa a pesar de que tiene 60 años de edad.

Durante sus seis horas de trabajo recoge vasos, tenedores, cucharas, botes, bolsas, empaques foam y los traslada en una carreta hasta un centro de acopio para que los recoja un camión.

“Desde que comenzó el nuevo alcalde estoy trabajando en la playa. Es la única manera de mantenerla algo limpia, aunque nunca termino”, dice.

El día más duro para Castillo y sus colegas es el lunes, cuando le toca evacuar varios centenares de libras de basura que los visitantes dejan sin remordimientos.

Dato
Unas 25,000 firmas contra las bolsas
Bica espera recoger 25,000 firmas por medio de change.org para que la Municipalidad apruebe una ordenanza contra el uso de bolsas de plástico. Hasta la fecha, posee el respaldo de 17,500 firmas.

“Los lunes hay grandes balseras de basura, botellas, bolsas de plástico. Los turistas que vienen los fines de semana la dejan tirada y se van”, cuenta.

Durante la semana, en las calles céntricas y en las playas urbanas de Tela hay menos plástico, gran parte de los habitantes de este municipio, conscientes de que deben cuidar el mar porque dependen del turismo, hacen uso de los basureros. Daniel de León, un lanchero que organiza paseos marinos, manifiesta que “es lamentable que los visitantes no tengan educación y no usen los basureros para que el plástico no llegue al mar”.

jt-playas8-240818.1(800x600)
Un basurero instalado en la playa por la Municipalidad de Tela.

Omoa

Al igual que en Tela, en las playas de Omoa, trabajadores municipales y unos 210 escultistas recogen los desechos que dejan los visitantes y que los ríos (incluido el Motagua) transportan al mar.

“Nosotros limpiamos todos los días las playas, pero esto no soluciona el problema en el mar. Los municipios de Guatemala y Honduras deben tener rellenos sanitarios para que el plástico no llegue al mar”, dice Ricardo Alvarado, alcalde de Omoa.

La Municipalidad de Omoa compró un terreno por L4,400,000 para construir un relleno sanitario, sin embargo, el Gobierno, hasta ahora, no ha desembolsado dinero para desarrollarlo.

“Necesitamos L18 millones para el proyecto. Aquí hicieron una socialización, pasaron meses en consultorías, gastaron un dineral en consultorías y seguimos igual”, critica.

Rosa Brocato, tesorera de la Cámara de Turismo de Omoa, está resignada y cree que, mientras no haya una solución definitiva, “no queda otra opción que hacer el trabajo de limpieza en las playas”.

“Pero necesitamos que el Gobierno realice inversiones grandes y necesitamos que todos los hondureños cambien de actitud”, manifiesta.

JT-MIERCOLESPLASTICO1-29081.1(800x600)
Una foto tomada por Manlio Martínez muestra una garza cerca de un bote en una playa de Islas de la Bahía.

JT-MIERCOLESPLASTICO11-2908(800x600)
En Omoa, la Municipalidad recoge los botes que dejan los turistas.

Puerto Cortés

Las playas de Puerto Cortés, que durante muchos años estuvieron atestadas de basura, están despejadas de desechos.

La Municipalidad, todos los días, retira la basura para que sean atractivas para los turistas, no obstante, debe ser más agresiva para que los ciudadanos no continúen lanzando los recipientes ni desechos a las calles que, luego, por los canales de aguas negras, llegan al mar.

Islas de la Bahía

Los cuatro municipios de este departamento insular (Roatán, Santos Guardiola, Utila y Guanaja) aspiran a convertirse a corto plazo en una zona libre de plástico.

En Roatán y Utila, para el caso, muchos hoteles, restaurantes y otros negocios están reduciendo el uso de utensilios de plástico por artículos biodegradable (de cartón).

Más de una veintena de negocios ha comenzado a adoptar un nuevo esquema que promueve el proyecto Go Blue Bay Islands, una iniciativa promovida por National Geographic en sociedad con Coral Reef Alliance y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid).

“Los negocios que participan en este proyecto toman medidas ambientales para no afectar el arrecife: bajan el consumo energético y el uso de plástico. En el caso de los restaurantes pedimos que no usen las pajillas de plástico que son innecesarias”, explica Manlio Martínez, director de Go Blue Bay Islands.

Los restaurantes que participan en Go Blue Bay Islands tampoco usan contenedores para alimentos hechos de foam (poliestireno) porque “eso se desintegra, se riega en el mar y se lo comen los animales”, dice.

Los hoteles, restaurantes, centros de buceo, tiendas de artesanías, además de recibir asesoría de National Geographic, tienen un espacio en una guía electrónica (gobluebayislands.com) para promocionar sus productos y servicios de manera gratuita.

Go Blue Bay Islands es apoyada también por la Asociación para la Conservación de Islas de la Bahía (Bica, en inglés), organización que durante más de una década ha estado librando una guerra contra los desechos plásticos por medio de campañas educativas para niños y adultos.

El mes pasado, Bica, por medio de change.org, lanzó una petición dirigida a la Municipalidad con el fin de lograr una prohibición de las bolsas.

Desarraigar el uso del plástico, según Irma Brady, directora ejecutiva de Bica, no es difícil, “pero es un proceso que lleva tiempo”.

“Hay negocios que no usan pajillas y vasos desechables, ahora usan biodegradables. Dos supermercados ya no están usando muchas bolsas de plástico. En Guanaja, el alcalde mandó a hacer bolsas de tela y se los regaló a los habitantes para que las usen cuando vayan al supermercado”, explica. Brady cree que estas medidas salvarán el Sistema Arrecifal Mesoamericano.

jt-playas12-240818.1(800x600)
José Ramón Castillo limpia las playas de Tela .

Los desechos de plástico pueden abrir nuevas oportunidades para hacer negocios

La sustitución de algunos objetos de plástico y su reciclaje permiten proteger la vida marina y, al mismo tiempo, abren nuevas oportunidades para realizar negocios, anuncian académicos de la Universidad Tecnológica Centroaméricana (Unitec).

Durante un análisis realizado para LA PRENSA, Carlos López, director académico de Unitec, planteó que, por ejemplo, si los supermercados dejan de utilizar bolsas de plástico “crean condiciones favorables para que pequeñas empresas fabriquen bolsas de tela u otros materiales biodegradables”.

Según López, quien es doctor en Ingeniería Eléctrica, las universidades, autoridades gubernamentales y otros actores deben buscar opciones para combatir el problema y obtener nuevos beneficios.
Lewis Fajardo, ingeniero mecánico y docente de mecatrónica, adelantó que “en muchas clases fomentan la investigación.

“Algunos alumnos están pensando en utilizar los desechos plásticos en la fabricación de bloques para construir casas. Es una iniciativa en la clase de estructuras”, ejemplifica.

En Honduras, estima Fajardo, quien ha trabajado en la industria del plástico, algunos empresarios podrían comprar tecnología en Alemania para comenzar a fabricar bolsas biodegradables de almidón de maíz.

Javier Villanueva, jefe de ingenierías electromecánicas, dice que los tapones de plástico no reúnen características para convertirlos en filamentos para impresoras 3D.

“El plástico que usamos en las 3D es PLA o ABS, polímeros más maleables, con poco calor se deforman. El plástico de los tapones requiere de otros tipos de proceso”, dice.

Multarán por botar plástico

La Municipalidad de Tela aprobará una ordenanza para imponer multas a los habitantes y turistas (nacionales y extranjeros) que lancen la basura y desechos de plástico en las calles y playas.

“Queremos implementar una ordenanza para que todos los buses y carros porten bolsas para que guarden la basura o la depositen en los basureros, si no lo hacen serán multados, esto incluirá a los choferes. Es vergonzoso que tiren la basura en las carreteras desde los carros y buses”, dice Darío Munguía, alcalde de Tela.

Las autoridades locales tienen como meta convertir a Tela en un destino turístico reconocido mundialmente por proteger la vida marina.

“Estamos haciendo conciencia con la Cámara de Comercio, Cámara de Turismo y habitantes para no seguir botando basura en las calles y en la playa, lastimosamente, todos los fines de semana, los visitantes nos vienen a dejar basura”, argumenta.

Munguía aplaude a los teleños porque “están cambiando de actitud”. Ellos mantienen las calles limpias; toda la basura la depositan en barriles instalados por la municipalidad.

Además de estas medidas, la Municipalidad, con el apoyo del gobierno central, tiene previsto construir el alcantarillado sanitario en la ciudad y en 75 aldeas.

El 7 de septiembre, Tela y los municipios de la mancomumunidad del golfo de Honduras (incluye a Puerto Barrios, Guatemala) abordarán el tema del plástico.