Trump elimina programa migratorio para niños centroamericanos

El programa CAM brindó estatus de refugiados a más de 3,000 jóvenes centroamericanos.

El programa fue creado como una alternativa humanitaria para menores en situación de riesgo que podían reunirse con sus familiares en Estados Unidos.
El programa fue creado como una alternativa humanitaria para menores en situación de riesgo que podían reunirse con sus familiares en Estados Unidos.

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Donald Trump puso hoy fin a un programa que permitía solicitar estatus de refugiado en EUA a niños y jóvenes inmigrantes que huyen de la violencia en Centroamérica, puesto en marcha por su predecesor, el expresidente Barack Obama, en 2014.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) emitió hoy la notificación por la que, bajo ciertos requisitos, menores y jóvenes que alegasen y demostraran necesitar huir de casos de violencia en sus países (Guatemala, El Salvador y Honduras) podrían obtener permiso para ingresar a Estados Unidos vivir y trabajar temporalmente.

El DHS indicó que la decisión de poner fin al programa, conocido como Libertad Condicional, forma parte de la orden ejecutiva del presidente Trump emitida en enero en materia migratoria.

En la orden se pide a los funcionarios ejercer de manera mucho más selectiva su autoridad para admitir a los inmigrantes fuera de los canales legales normales.

Trump ha tratado de contener el alto flujo de jóvenes inmigrantes centroamericanos al intensificar la aplicación de las leyes migratorias en el país, incrementando la búsqueda y la detención de los padres de los menores que se encuentren en Estados Unidos.

"(El programa) Libertad Condicional sólo se expedirá caso por caso y sólo cuando el solicitante demuestre una razón humanitaria urgente o un beneficio público significativo para la libertad condicional y que el solicitante merece un ejercicio favorable de discreción", dijo el departamento en su anuncio.

Lea más: Hallan otros 20 inmigrantes encerrados en un camión en Texas

El programa "fue creado como una alternativa humanitaria para menores en situación de riesgo que podían reunirse con sus familiares en EUA" y "durante tres años ha servido para ofrecer una vía de migración segura a 3.030 jóvenes del Triángulo Norte centroamericano", de los que 2.447 fueron salvadoreños, añadió la representación diplomática.

En 2016, cerca de 100.000 niños salieron de los países del Triángulo Norte de Centroamérica asolados por la violencia y la pobreza para emprender el peligroso viaje hasta Estados Unidos, y las cifras de detenciones de inicios de año dan cuenta de que el número podría superar los 150.000 durante 2017. EFE