02/03/2024
10:33 AM

San Pedro Sula cumple 481 años y va infrenable hacia la modernidad

  • 26 junio 2017 /

San Pedro Sula, Honduras

Jesús Montes cumplirá en julio 85 años. Es un sampedrano de corazón y ese orgullo se nota cuando habla de la ciudad. Apenas cursó el bachillerato y dedicó su vida a vender artículos en el centro de la que considera la ciudad más linda de Honduras, la más calurosa, la más acogedora y la que tiene la gente más trabajadora.

Pero aunque le gusta el rumbo que lleva la ciudad, Jesús dice que extraña la San Pedro Sula de antes. Recuerda que él podía caminar por las calles sin problema y el parque central era un verdadero atractivo. Hoy está más moderna pero mucho se ha perdido. El centro ya no es igual y todo el crecimiento es en las periferias, dice.

Dos alcaldes
han sido reelegidos desde 1960 a la fecha: Juan Fernando López (1966-1970 y 1980-1982) y Roberto Salvador Larios Silva (1975-1978 y 1998-2002).

Hoy se celebra el aniversario de nuestra querida San Pedro Sula, dice Jesús, quien resiente que durante la feria no se haga un acto especial para recordar que en 1536 el conquistador español Pedro de Alvarado, fundó la ciudad un 27 de junio y le llamó San Pedro de Puerto Caballos.

El octogenario ha visto pasar décadas de historia de la considerada Capital Industrial que hoy se encamina a convertirse en una ciudad inteligente o “smart city”. Dice que han pasado muchos alcaldes, unos mejores que otros, y que “hay mucho por hacer y por recuperar”. La historia registra que 96 alcaldes han pasado por la principal silla de la ciudad, y solo dos han sido reelectos.

700
colonias y barrios
tiene la ciudad, más 54 aldeas y 143 caseríos. La nueva división es por distritos y hay 20 en la ciudad incluyendo Cofradía y El Merendón.

Desarrollo

Tras casi cinco siglos de historia y desarrollo, poco queda de aquel poblado que fundó el conquistador español.

Poco a poco ha dejado de ser esa ciudad industrial, como se ha conocido, porque los grandes parques industriales hoy se ubican en los municipios vecinos Villanueva y Chamelecón.

En la última década se han incrementado las industrias de servicios como las compañías de call center que comenzaron a llegar desde 2010 generando miles de empleos. La construcción de edificios verticales, centros comerciales, universidades y obras de infraestructura diferentes convierten a la ciudad en un verdadero polo de desarrollo, afirma el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Jorge Faraj.

Explica que los centros de convenciones y los eventos mundiales que se realizan, la capacidad hotelera y edificios modernos ponen a la ciudad como vitrina para el mundo.

La ciudad sufrió un estancamiento en infraestructura, pero se comenzó a salir del bache en los últimos años gracias a la alianza público privada con el Consorcio San Pedro Sula Siglo 21, la inversión gubernamental y municipal, señala el exvicealcalde Osmín Bautista. “Las obras son modernas y dignas de una ciudad como San Pedro Sula para ponerse a tono con otras de Latinoamérica”, afirma.

A juicio del exalcalde Roberto Larios, la ciudad avanza, pero tiene todavía grandes retos en materia ambiental y social como el tratamiento de aguas residuales, la recuperación del centro y el despeje de los bordos que cada día se llenan más de pobladores.

“San Pedro Sula se encamina a ser una ciudad inteligente”
El historiador Eliseo Fajardo afirma que la ciudad va en camino a ser una urbe bajo el concepto de área metropolitana.

Desde su origen como Villa de San Pedro de Puerto Caballos al pie de la cordillera de El Merendón, San Pedro Sula y sus habitantes han mantenido el reto de hacer prevalecer el sentido de una ciudad cosmopolita abandonando la concepción limitada de un lugar geográfico de carácter estacionario por el de movilidad social.

La ciudad va camino a convertirse en una ciudad inteligente. “En unos 20 años los habitantes llevarán una vida más acelerada por el cambio de esa concepción”. La infraestructura acercará los pueblos y aldeas circunvecinas.

El plan de desarrollo urbano es una necesidad prioritaria, pero debe ser más ambicioso en dos áreas: recurso natural y el de patrimonio histórico-cultural. Considera clave salvaguardar la pureza del agua.