Tegucigalpa

Para Francisco Chang, cónsul general de Taiwán, Honduras es un país que por su ubicación es clave para inversionistas asiáticos. Empresas taiwanesas, cuyo mercado es Estados Unidos, “piensan abrir fábricas en Centroamérica, principalmente en Honduras”, después de haber enfrentado la crisis global del transporte marítimo a raíz del covid-19, dice.

Chang considera que con el gobierno de Xiomara Castro, las relaciones diplomáticas se afianzarán y crearán un escenario para impulsar las inversiones y cooperación bilateral.

Ahora que hay un nuevo Gobierno, ¿cómo están las relaciones diplomáticas?

Califico las relaciones diplomáticas con Honduras como amenas y cordiales. Esto ha sido así durante 81 años. Tenemos confianza de que con el gobierno de doña Xiomara Castro esta relación se consolidará mucho más. La nueva embajadora de Taiwán ha tenido audiencias con la presidenta, con los tres designados, el canciller y los tres vicecancilleres, con el secretario de Desarrollo Económico, Educación, Defensa, con casi con todos los ministros (...). Las conversiones sobre los proyectos bilaterales de cooperación están en su última etapa y en cualquier momento haremos el anuncio para ejecutarlos.

¿Por qué son importantes las relaciones con Taiwán?

Compartimos los valores universales de libertad, democracia y respeto a los derechos humanos. Nosotros en ningún momento le exigimos a Honduras. Todo lo que le damos es de manera incondicional. Consideramos a Honduras como una perla en nuestras manos, la vamos a proteger para que no se caiga. Nuestro apoyo para Honduras es sostenible. Los proyectos de cooperación bilateral que ofrece Taiwán son los considerados prioritarios por el Gobierno de Honduras, esto acorde con los principios de asistencia internacional, según los OSD (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Además de esos proyectos, nuestro Gobierno ha ofrecido cooperación técnica para el cultivo de arroz, crianza de cerdo, tilapia; guayabas, pitaya y verduras orientales. Ahora en los supermercados vemos pitaya y verduras orientales. Estas son huellas que Taiwán está dejando. Nuestra misión técnica se está transformando, anteriormente ofrecía proyectos agrícolas, en ganadería y acuicultura; hoy ofrece mejoramiento genético, el proyecto de digitalización de atención hospitalaria. Se va a implementar un sistema digital en Danlí y en Puerto Cortés.

El director del hospital de Puerto Cortés y el jefe de Informática están en Taiwán capacitándose. Con este sistema ahorrarán tiempo y administrarán mejor los medicamentos.

También tenemos un proyecto de empoderamiento de las mujeres con Ciudad Mujer. Generalmente con los países de América Latina, en la balanza comercial, Taiwán tienen un superávit. Con Honduras es todo lo contrario. ¿Qué hace Taiwán para que ocurra esto? Promueve las exportaciones hondureñas hacia Taiwán: el melón de Honduras ocupa el primer lugar entre los importados. Hace cuatro meses fuimos a El Progreso a la inauguración de una planta de procesamiento de mariscos, cuyo dueño es becario de Taiwán, obtuvo un doctorado en Ciencias Oceánicas y regresó a aplicar ese conocimiento. Ahora exporta mariscos a Taiwán (...). Hacemos esfuerzos para que Honduras exporte azúcar y café.

Países que rompieron las relaciones con Taiwán (como El Salvador) y las establecieron con China recibieron estadios de fútbol y deuda. Hoy China les exige que se pronuncien contra la visita de Nancy Pelosi a Taiwán. ¿Qué opina?

Desconozco si el Gobierno de China le ha exigido al Gobierno de El Salvador para que se exprese contra la visita de Nancy Pelosi, pero no me extrañaría. La actitud de China es de imposición, impone su voluntad, impone su autoridad. Sus aliados en Latinoamérica deben aceptar sí o sí, no tienen otra opción. Taiwán, que es un país independiente y soberano, le da la bienvenida a los representantes de los países que comparten los principios de libertad y democracia para que conozcan el trabajo fabuloso que hace en derechos humanos.

La visita de Pelosi es simplemente una interacción amistosa y no hace daño a ningún país, pero por la visita de Pelosi, China ha intensificado los ejercicios militares. Taiwán no le exige a ningún país, pero sí les pide que se manifiesten contra las amenazas de China.

Deseamos que los países democráticos pidan el cese inmediato en el estrecho de Taiwán. Hacemos un llamado a las autoridades de China para que las diferencias no sean resueltas por la fuerza, sino por el diálogo. Taiwán está listo para dialogar, pero sin condiciones. Le agradecemos a los países del G7. En su reciente declaración conjunta reafirmaron el apoyo a Taiwán para mantener la paz.

¿Cómo logra China controlar a los países?

Sri Lanka firmó un contrato con China en el cual se comprometió (en caso de no pagarle la deuda) a darle el puerto más grande durante 99 años. Eso equivale a vender soberanía. China endeuda a los países y, si no quiere dinero, les ofrece proyectos que no necesitan. China también no cumple las promesas. Le prometió a Dominicana $270 millones de inversión en tres proyectos grandes. Cuatro años después no hay nada. En Nicaragua los engañaron con un tren interoceánico. El empresario chino desapareció. La zona económica que le ha prometido a El Salvador no le será fácil desarrollarla. Venezuela le debe más de $50,000 millones. Si China le dice 1 a Venezuela, Venezuela no se atreve a decir 2. China le impone todo.

¿Cuántos hondureños ha becado Taiwán?

Calculamos que Honduras tienen más de 600 becarios graduados en Taiwán. Muchos regresaron en Honduras; otros se han quedado o han ido a otros países a continuar los doctorados. Cada año damos cerca de 50 becas a hondureños. Van a estudiar a Taiwán con todos los gastos: billete de avión, ida y vuelta; seguro, subsidio para que vivan y pago de los estudios.

¿Por qué las empresas de tecnología no invierten aquí?

Para fabricar productos tecnológicos es necesario tener los clúster. Taiwán tiene una compañía que se llama Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), produce y satisface el 90% de los chip avanzados del mundo. Samsung ocupa menos del 10% y para fabricar ese chip necesita 300 procesos de producción, más de 50 empresas colaboradoras. Entonces, una inversión llegaría si en este lugar ya hay empresas colaboradoras.