Más noticias

Abogados de Vukanovich piden retractarse a la brevedad a la OEA

La firma de abogados Covington envió una carta al secretario general de la OEA, Luis Almagro, explicándole por qué debe corregir las conclusiones de la Misión de Observación de las elecciones de Honduras.

Theodore Dale Vukanovich, dueño de la empresa encargada del SIEDE.
Theodore Dale Vukanovich, dueño de la empresa encargada del SIEDE. /

Washington, Estados Unidos.

La firma legal Covington, representantes legales de Theodore Dale Vukanovich, dueño de la empresa encargada del Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral (SIEDE), envió una carta al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidiéndole que se retracte de las conclusiones que involucran a dicho sistema en los informes finales del organismo luego de observar las pasadas elecciones de Honduras.

La Misión de Obervación Electoral de la OEA (MOE-OEA) concluyó en su informe final que el proceso electoral hondureño fue de "baja calidad" y señaló una serie de supuestas irregularidades que encontró una auditoría hecha al SIEDE afirmando que el mismo "no contó con las robustas medidas de seguridad necesarias para garantizar su integridad".

Posteriormente Dale Vukanovich desmintió contundentemente los hallazgos hechos por la MOE-OEA alegando que el auditor nunca revisó la base de datos y advirtió al organismo que tomaría acciones legales en su contra de no retractarse.

A la fecha, La OEA sostiene sus dudas sobre la confiabilidad del SIEDE a pesar de la reunión que ambos sostuvieron el pasado lunes.

Los apoderados legales del empresario acotan que esta situación "ha causado un grave perjuicio al Sr. Dale Vukanovich e incluso puesto en riesgo su vida e integridad física, como lo demuestran las múltiples amenazas que él ha recibido desde el 17 de diciembre pasado".

Además califican de "deficiente" la auditoría realizada por el organismo que aseguran adolece de "serios defectos".

Para demostrar que el organismo está equivocado, Dale Vukanovich desmiente tres puntos afirmados en el informe de la OEA: la base de datos fue afectada, el manejo de la información fue afectado y el conteo de votos se reanudó procesando actas especiales.

Con respecto a la base de datos, el ejecutivo establece que la misma está desarrollada en uno de los programas más prestigiosos y utilizados para esta tarea en el mercado: SQL de Microsoft. Además se contaba con un segundo servidor de almacenamiento ubicado en el INFOP y este a su vez tiene una copia "en espejo" para brindarle un resguardo adicional.

El manejo de la informacion tampoco pudo ser afectado ya que el sistema nunca fue alterado ya que se siguieron los procedimientos establecidos previamente para ello, según Vukanovich.

El empresario asegura que el sistema nunca estuvo diseñado para recibir imágenes en forma electrónica en todo el país debido a que la infraestructura informática y eléctrica del país no lo permite. Para ello se establecio que aquellas actas que no pudieran ser transmitidas fueron trasladadas físicamente al INFOP para escanearlas.

La tercera afirmación de la OEA es desmentida afirmando que una vez se reanudó el proceso luego del incidente del 29 de noviembre, este continuó el conteo de votos procesando actas normales, no especiales.

"Esta afirmación del auditor está en conflicto con lo manifestado en el Segundo Informe Preliminar el cual, en su numeral primero, especifica la fecha en que se inició el procedimiento de escrutinio especial — 4 de diciembre de 2017", de acuerdo al documento.

El documento también menciona la amplia trayectora del empresario Dale Vukanovich como "auditor en sistemas de información por la Information Systems Audit and Control Association, con más de 30 años de trayectoria como consultor para entidades tales como las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y varias agencias multilaterales de desarrollo, como auditor electoral y como empresario en sistemas de información".

Vea el informe completo haciendo CLICK AQUÍ