Tegucigalpa, Honduras

Las autoridades sanitarias de Honduras alertaron este martes del aumento de casos de dengue entre la población, lo que les podría llevar a declarar una epidemia por la enfermedad, que deja cuatro muertos y 7.264 casos en el país este año.

“Como van las cifras y de no tomar las medidas necesarias por parte de la población, podría declararse una epidemia en las próximas semanas”, dijo a periodistas el coordinador de la Vigilancia Epidemiológica de dengue de la Secretaría de Salud de Honduras, Raúl Barahona.

Honduras registra 7.264 enfermos de dengue, de los que 7.123 corresponden al tipo clásico o sin signos de alarma y 145 a la variedad grave o hemorrágica, detalló.

Barahona indicó que el país centroamericano registra un promedio de 800 casos de dengue a la semana, la mayoría de ellos del tipo clásico, y cuatro muertes por el tipo grave.

Del total de fallecidos, dos se reportaron en el departamento de Comayagua (centro), uno en Colón (caribe) y uno más en Tegucigalpa, la capital hondureña, añadió.

“El dengue mata”, subrayó el especialista, quien pidió a la población hondureña “no confiarse” ante los primeros síntomas de la enfermedad.

Los niños menores de 9 años son los más afectados

Los síntomas del dengue pueden confundirse con otras enfermedades. Entre los síntomas más comunes del dengue se destacan: fiebre, náuseas, vómitos, sarpullido, molestias y dolores (dolor en los ojos, generalmente detrás de los ojos, dolor muscular, dolor en las articulaciones y dolor en los huesos).

Afirmó que la enfermedad es prevenible y la población juega un papel importante para evitar que más personas sean infectadas por el virus.

“La parte más importante y toral en el manejo del dengue está en las casas, si la población elimina todos los criaderos y limpia las pilas y barriles, no tendríamos que tener ningún problema”, explicó.

Instó a la población a evitar acumulaciones de agua y contribuir a la recolección de basura, mantener limpios los patios y eliminar los criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor además del zika y el chikunguña.

El funcionario precisó que la Secretaría de Salud está implementando una campaña de control y prevención, que incluye entre otras tareas la destrucción de criaderos del zancudo, limpieza de solares baldíos, depósitos de aguas estancadas y fumigación.

El año pasado, Honduras registró al menos 8 muertes por dengue y más de 14.000 personas que contrajeron la enfermedad del tipo clásico y cerca de 1.000 del grave, según cifras oficiales. EFE