18/05/2022
09:52 AM

Más noticias

Corredor logístico, listo para potenciar la competitividad de Honduras

El Gobierno inaugurará en los próximos días los 96 kilómetros de carretera que unen la Villa de San Antonio, Comayagua, y El Amatillo, en el sur del país.

Tegucigalpa, Honduras.

La competitividad del sector logístico de Honduras sigue avanzando a pasos de gigante gracias a la finalización del corredor seco, que une la Villa de San Antonio, Comayagua, y la aduana de El Amatillo en Valle, que termina de completar el proyecto de la carretera que une el océano Pacífico y Atlántico a través de una carretera de primer nivel.

En los próximos días, el Gobierno inaugurará la carretera del corredor seco, que mide 96.20 kilómetros y que se unen al proyecto que inició hace 20 años para unir los dos océanos con una carretera de primer nivel con 330 kilómetros de distancia y que se podrán recorrer en un poco menos de cinco horas.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), dijo que para Honduras el corredor logístico representa una ventaja competitiva versus los países como El Salvador y Nicaragua.

“Nos reduce tiempos de traslado, a mayor velocidad, reduce costos de flete, carga y pasajeros y produce externalidades positivas como un menor deterioro de carreteras, reduce gastos de mantenimiento y llantas en camiones y menor emanación de gases, reduciendo la contaminación”, expresó Sikaffy.

El empresario consideró que la obra puede traer nuevas inversiones en el país. “Las mejores carreteras en regiones que han sido históricamente aisladas generan una serie de negocios de servicios en las nuevas zonas conectadas, así como nuevas inversiones, para las cuales estar cerca de una autopista representa valor agregado, reducción de costos y mayores niveles de productividad y competitividad”.

Sikaffy agregó que el sector privado se beneficiará, ya que facilitará los negocios, mejorará la competitividad, generará empleo donde se conectan los 80 municipios más pobres de Honduras, pues con su vinculación al mercado favorecerá las posibilidades de mejorar la calidad de vida de la población de esa región.

María Antonia Rivera, designada presidencial y coordinadora del Consejo Nacional Logístico, indicó que el área del corredor seco estaba abandonada y uno de los enfoques del Gobierno fue desarrollarla a través de la infraestructura de carretera apoyando al sector agropecuario.

“Es algo extraordinario, da la oportunidad de que no solo sea Puerto Cortés nuestra terminal más importante, ahora podemos hablar de otros puertos que prácticamente han estado inutilizados. Por ejemplo, se puede desarrollar más el puerto en San Lorenzo, también bajarán los costos y generará mayor competitividad para el país y la región”, manifestó Rivera.

La designada presidencial opinó que se debe mantener la integración de los eslabones de la cadena a través del Consejo Nacional Logístico, para seguir buscando oportunidades de mejora, los problemas y soluciones del sector.

“Es importante que se mantenga la unidad de los eslabones logísticos y buscar cómo crecer”, indicó.

Carlota Segovia, presidenta de la Asociación de Mujeres Especialistas en Comercio Exterior de Honduras (Amecomex), resaltó que el país tiene muchas bondades logísticas; pero que hacía falta esa conexión interoceánica.

Entre esas bondades señaló la cantidad de aeropuertos internacionales e indicó que en el sur será necesario invertir en el puerto de San Lorenzo para aumentar su capacidad y recibir barcos de gran tamaño.

La experta también indicó que el país está avanzando en las nuevas formas de comercio exterior, que ya no solo buscan el transporte marítimo, sino que se utiliza el transporte multimodal, por lo que el país tiene una oportunidad de crecer.

Opinó que el sector de transporte se debe profesionalizar para que esté preparado con la capacidad de flota y conductores necesarios. También señaló que a futuro se debe invertir en una red ferroviaria.