Más noticias

Enfermedades se desatan en plantaciones de vegetales

La marchitez bacteriana se desarrolla en cultivos de berenjenas cuando las temperaturas superan los 30°C.

Los productores exportan a Miami, Boston, Detroit, Nueva York porque cumplen con los requisitos de Estados Unidos.
Los productores exportan a Miami, Boston, Detroit, Nueva York porque cumplen con los requisitos de Estados Unidos.

Comayagua, Honduras.

Edvin Gustavo Donaire y varios centenares de productores de vegetales orientales del Valle de Comayagua comenzarán en los próximos días a utilizar YouTube para hacerle la guerra a las plagas y enfermedades que el cambio climático, según ellos, les ha desatado sobre sus plantaciones.

Sin temor a dudas, Donaire, quien cultiva vegetales desde hace 20 años, le atribuye al calentamiento global la muerte prematura de su plantas de berenjena y, sucesivamente, las pérdidas económicas inusitadas que ahora contabiliza.

LEA: Cultivan naranjas por palma aceitera

En los últimos cinco años, Donaire ha observado en su parcela en la aldea San Jerónimo (entre Comayagua y La Libertad) que “se ha vuelto algo normal” encontrar “plantas marchitas, muertas, sin antes haber producido”.

“Hace unos diez años yo sembraba berenjenas con mi papá (Saúl Donaire) y no ocurría esto. Era muy raro que se muriera una planta. Las altas temperaturas nos están afectando. Estas plantas funcionan bien con temperaturas de 22 grados, pero con estos calores es complicado”, dice Donaire, mientras se quita el sudor de la frente agobiado por la temperatura de 36 grados.

CLAVES DE LOS VEGETALES

1

temperaturas extremas

Temperaturas muy bajas (inferiores a los 18 grados) o extremadamente altas (superiores a los 28 grados) perjudican la plantaciones de vegetales orientales. En 2009, una tormenta de granizos contaminó los suelos de Comayagua y mermó la producción.

2

en capacitaciones

El Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa) de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) capacita periódicamente a productores de vegetales orientales del Valle de Comayagua sobre manejo integrado de plagas y uso seguro de plaguicidas.

3

inocuidad y fitosanidad

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y el gobierno de Honduras han establecido una alianza para apoyar a los productores de vegetales orientales de este deparamento para que mantegan la inocuidad y fitosanidad de los productos.

El 30% de la parcela de Donaire (donde cultivó con su extinto padre) está enferma con la marchitez bacteriana provocada por la Ralstonia solanacearum que, de acuerdo con estudios de la Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (Fhia), se desarrolla rápidamente con temperaturas que oscilan entre los 30 y 35 grados.

“Hasta la vez, no sabemos qué hacer. Le ponemos a las plantas una casa, como cal, y otra no, y no logramos parar este problema”, dice.

Desde inicios de la presente década, de acuerdo con investigaciones de Fhia, la marchitez bacteriana “se ha incrementado en forma alarmante” en plantaciones de tomate, chiles, berenjena y papa y “provoca pérdidas cuantiosas en particular en el valle de Comayagua y en la zona occidental”.

Para frenar los estragos que causa, los exportadores y productores recurrirán a YouTube con el fin de conocer técnicas de prevención y combate de la marchitez bacteriana, enfermedades y plagas (ácaros, mosca blanca, arañas).

“Este año la situación se va a complicar. El fenómeno de El Niño va a arreciar más. Por las altas temperaturas proliferan bacteria e insectos. Por ese motivo, nos estamos reuniendo seguido y estamos creando un canal en YouTube para transmitir vídeos hechos por una experta en manejo integrado de plagas (mip)”, dice Marvin Rubio, propietario de la empresa exportadora Honduproduce.

564,000
Toneladas métricas. El año pasado, los productores de frutas y vegetales exportaron 96,000 toneladas métricas más que en 2017.

Gracias a YouTube, anuncia Rubio, los productores de vegetales del valle no tendrán que abandonar las plantaciones para asistir a una capacitación. Mientras realizan sus labores en el campo, ellos podrán por medio del teléfono celular ver los vídeos, comparar y detectar in situ “los hospederos de plagas”.

En Comayagua, Rubio, propietario de 16 manzanas de vegetales, le compra a nueve agricultores berenjenas, pepino peludo, sandías, cunde chino, cunde indio, jengibre, camote y otros vegetales.

Hasta ahora, para no incumplirle los contratos a los compradores en Estados Unidos y Canadá, Honduproduce y otras empresas exportadoras de Comayagua y los productores cultivan de manera escalonada durante el año.

LEA: Bajos precios asustan a los productores de aceite de palma

“Nosotros, como empresa, le aseguramos la compra de la cosecha a los productores. Y al mismo tiempo tenemos un bróker en Estados Unidos a donde exportamos todo el año. Para garantizar las exportaciones tenemos un plan de siembra anual: primero sembramos en un área y más tarde en otra. Cuando las plantas mueren en un lugar, cosechamos en el otro que está en producción”, dice Osmán Danilo Mendoza, administrador de la planta de empacadora de Honduproduce.

A diferencia de las fincas de café, que solamente ofrecen una cosecha anual, las plantaciones de berenjena producen durante todo el año y su tiempo de vida es mucho más corto.

JT-SERITEVEGETALES7-210118(800x600)
Cosecha. Producción constante .Osmán Danilo Mendoza, administrador de la planta empacadora de Honduproduce, muestra dos bangañas cosechadas en una finca en San Jerónimo. Mientras, varios trabajadores fumigan una plantación nueva en la aldea La Isla, Comayagua.

Todos los lunes, martes y miércoles, a estas plantaciones (unas 100 manzanas entre Comayagua y La Libertad), Ramón Martínez, Fabián García y decenas de habitantes de esta zona cortan los vegetales que luego empacan en cajas.

“Hay tiempos buenos y tiempos malos. Depende del clima. Cuando hay verano es más complicado”, dice García, quien también se ve afectado cuando hay menos producción.

Pese a que las plagas y enfermedades dañan las plantaciones, los productores del valle han logrado mantener en alza las exportaciones en los últimos tres años.

En 2018, Honduras exportó $230 millones en frutas y vegetales, de acuerdo con estadísticas de la Federación de Agroexportadores de Honduras (FPX), $3 millones más que en 2017 y $29 millones más que en 2016.

$1,477
Millones exportados. En tres años, Honduras ha aumentado las exportaciones, según la Federación de Agoexportadores.

Sin embargo, Renis Ramos Varela, productor de vegetales, dice que este sector no vive su mejor momento porque, además de las plagas, “los precios han bajado mucho”.

“Hay un buen mercado y todo lo que producimos lo vendemos, pero los precios están malos. Hace dos meses, la caja de 40 libras de bangaña la vendíamos a L180, ahorita la vendemos a L100”, argumenta.

Los vegetales orientales son, según este propietario de una parcela de manzana de extensión, “una gran oportunidad para las familias de estas comunidades”.

Pero como en todo negocio los productores (bajo las condiciones adversas que les trae el cambio climático) invierten y corren el riesgo de perder todo en cuestión de días.

“En una manzana de bangaña, hasta que la llevamos a la producción, invertimos L42,000 y en una de berenjana unos L80,000. Si perdemos la plantación por estas plagas, perdemos todo el dinero”, dice.

Mientras esperan soluciones definitivas contra estas plagas y enfermedades, Ramos Varela y todos los productores fumigan tres veces a la semana las parcelas.