Más noticias

Endurecen pruebas de manejo para evitar aumento de accidentes

En La Ceiba ocurren al día unas diez colisiones, siete de estas son con motocicletas.

Los motociclistas son sometidos a rigurosas prácticas de conducir.
Los motociclistas son sometidos a rigurosas prácticas de conducir.

La Ceiba, Honduras.

El joven Wilmer Padilla más que nadie sabe lo difícil que resulta ahora obtener una licencia para conducir una motocicleta. La semana anterior se sometió por cuarta vez a una prueba de manejo, ya que en las tres ocasiones anteriores reprobó, debido a que las autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte de La Ceiba ahora son más rigurosas para extender el documento.

La razón es la alta incidencia de accidentes de tránsito en los últimos meses en todo el litoral atlántico y en el resto del país. Solo en La Ceiba, los agentes viales reportan unas 10 colisiones diarias: siete de estas son provocadas por un motociclista. Mientras que en todo el departamento de Atlántida dan cuenta de unos 25 accidentes cada día.

Los que van por primera vez a solicitar una licencia de conducir son sometidos a una prueba teórica y práctica, y quien es reprobado deberá regresar en ocho días para una nueva oportunidad.

LEA: El BCIE, dispuesto a contribuir para superar la crisis de la Enee

Padilla llegó muy temprano para ser el primero en la lista de 25 jóvenes. Tras varios minutos de espera le dieron el banderillazo de salida y con su motocicleta debió sortear en zigzag nueve conos colocados a un metro de distancia cada uno, sin rozarlos y sin poner un pie en el piso, y esta vez finalmente logró pasar el difícil obstáculo.

Según las estadísticas, la mayoría son aplazados. Para el caso de los 25 que la realizaron junto con Padilla, 15 no lo lograron. “Esta prueba es difícil, la había hecho tres veces y no había podido. Llevo un mes y hasta ahora pude pasar. Sé que es importante esta prueba porque lo ayudan a uno y sé que lo hacen más estricto porque sí se han visto muchos accidentes”, opinó. Antes de la práctica, los ciudadanos son sometidos a un examen teórico en el cual se les hacen consultas como qué es un peatón, enumere las señales de tránsito, qué es un accidente, una causa para decomisarle un vehículo, qué es un atropello, una avenida, una línea continua, entre otras.

Necesito la licencia, pero está difícil. Sé que la mayoría de los accidentes los cometen jóvenes que no andan con prudencia”, dijo Fermín Banegas, quien también llegó por cuarta vez a las pruebas.