Una buena hidratación podría ser la clave de la longevidad

Vital. Tomar agua significa menos enfermedades y un envejecimiento más lento

  • 18 ene 2023 / 09:01 AM

REDACCIÓN. Una nueva investigación descubrió que los adultos mayores que se hidratan de forma adecuada quizá estén más sanos y vivan más tiempo que los que no lo hacen, y tienen una incidencia más baja de afecciones como la enfermedad cardiaca y pulmonar.

“Mantenerse bien hidratado podría ralentizar el envejecimiento, prevenir o retrasar el desarrollo de las enfermedades crónicas, y por tanto prolongar la vida libre de enfermedades”, señaló la investigadora Natalia Dmitrieva, investigadora del Laboratorio de Medicina Cardiovascular Regenerativa del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE UU.

“La mejor forma de que las personas se mantengan bien hidratadas es ser conscientes de la cantidad de fluidos que beben sin participar en actividades deportivas intensivas ni pasar mucho tiempo en un ambiente caliente”, comentó Dmitrieva.

RECOMENDACIONES

La cantidad de agua ideal varía de 2 a 3 litros al día. Para las mujeres, esto significa de 6 a 9 tazas de fluidos como el agua cada día, mientras que los hombres necesitan de unas 8 a 12 tazas, observó.

“Las encuestas en la población mundial estiman que más de un 50% de las personas beben menos fluidos que los recomendados, y por tanto tienen una oportunidad de reducir su riesgo de desarrollar enfermedades crónicas al aumentar su consumo de agua hasta los niveles recomendados”, apuntó Dmitrieva.

Atención

Es importante escuchar al cuerpo y beber agua cuando tenga sed, esto es parte de los hábitos sanos.

VIDA SALUDABLE

Samantha Heller, nutricionista de la ciudad de Nueva York, secunda que mantenerse hidratado es esencial para una vida saludable.

“Nuestros cuerpos trabajan duro para mantener un equilibrio de fluidos saludable, lo que incluye mantener los niveles de sodio en suero firmemente regulados.

Provocar sed es una forma en que el cuerpo nos señala que debemos consumir más agua. Beber demasiada o muy poca agua puede resultar en alteraciones fisiológicas graves en el equilibrio de fluidos del cuerpo”, dijo. Pero beber agua no es la única forma de lograrlo.

Una buena hidratación podría ser la clave de la longevidad

ALIMENTACIÓN

“Los requisitos de hidratación se pueden cumplir mediante el consumo de ciertos alimentos; por ejemplo, frutas y verduras, además de bebidas. Es mejor evitar las bebidas endulzadas con azúcar y las bebidas de dieta”, apuntó.

Elija agua, soda, té e infusiones herbales como menta, manzanilla y jengibre. Debe beber, pero sin exagerar. Beber demasiada agua tiene desventajas, advirtió Dmitrieva. “Beber demasiada agua puede resultar peligroso.

Si el riñón no puede excretar el agua excesiva, el contenido de sodio de la sangre se diluye. Esto se conoce como hiponatremia y puede poner la vida en peligro”, afirmó.

Importante

Una hidratación adecuada respalda muchas funciones del cuerpo y retrasa el envejecimiento.

FOCO DE ALERTA

No hay necesidad de beber más de 3 litros al día si no hay una pérdida excesiva de agua debido al ejercicio o la exposición prolongada al calor, aclaró Dmitrieva.

“Si bebe más de 3 litros al día y sigue sintiendo sed, quizá sea indicación de una enfermedad que resulta en un aumento patológico en la pérdida de agua y requiere una evaluación clínica”.

CONSECUENCIAS DE TENER ALTOS NIVELES DE SAL

En específico, las personas con niveles altos de sal tienen unas probabilidades un 50% más altas de ser biológicamente mayores que su edad cronológica y unas probabilidades un 21% más altas de morir de forma precoz.

También se vincularon con un aumento de un 64% en el riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca, un accidente cerebrovascular (ACV), fibrilación auricular y enfermedad de las arterias, además de enfermedad pulmonar, diabetes y demencia.