¿Sufre de caries extrema? La endodoncia es la solución

Este procedimiento permite mantener los dientes naturales que corren riesgo de ser extraídos y evita la pérdida del hueso que les da soporte.

REDACCIÓN. Las enfermedades bucodentales acechan con frecuencia, pero pueden tratarse en sus etapas iniciales para evitar grandes complicaciones y uno de los más comunes es la caries.

Según el estudio sobre la carga mundial de morbilidad 2019 (Global Burden of Disease Study, 2019), la caries dental sin tratar en dientes permanentes es el trastorno de salud bucal más frecuente.

En este caso, los dentistas proceden a realizar endodoncia, un procedimiento que “consiste en la eliminación de la pulpa dental, la cual se encuentra en la parte más interior del diente y está compuesta por vasos sanguíneos y nervios.

Posteriormente, los conductos en donde estaba localizada la pulpa dental son sellados en su totalidad por un material de obturación y esto garantiza un procedimiento exitoso”, explica la doctora Jennifer López.

Asimismo, la experta afirma que la endodoncia no solo se realiza en casos de caries extensas, sino también en fracturas y cuando hay dolor agudo e intenso de forma provocada o espontánea.

Además, cuando hay inflamación en la encía provocada por un proceso infeccioso como un absceso.

TIPOS DE ENDODONCIA

López enumera tres tipos de endodoncia:

1. Unirradicular: se realiza en las piezas dentales que solo cuentan con una raíz o conducto. Suelen ser los incisivos y caninos.

2. Birradicular: se efectúa en dientes con dos conductos como los molares inferiores o los segundos premolares superiores.

3. Multirradicular: se lleva a cabo en dientes con tres o más conductos como los molares superiores.

La ingesta de azúcar, el consumo de tabaco, alcohol y la higiene deficiente provocan problemas bucodentales.

¿CÓMO SE HACE?

A partir de un diagnóstico intraoral exhaustivo, junto con las radiografías oportunas, se determina el tratamiento correcto.

Una vez fijado el procedimiento, se da paso a la endodoncia, la cual siempre debe ser bajo anestesia local. Para ello, se debe asegurar que la zona no está inflamada o infectada.

En caso contrario, el dentista debe recetar un tratamiento de antibióticos y antiinflamatorios antes de la intervención.

Durante la endodoncia, los expertos acceden a la pulpa dental a través de una perforación en la corona del diente.

Tras ello, extraen el tejido infectado y limpian los conductos reticulares. Una vez desinfectado el área, concluye con la fase de la obturación, la cual implica rellenar y sellar los conductos que se han limpiado con material inerte.

La endodoncia es un proceso en el que se realiza la extirpación total o parcial de la pulpa dental afectada.

CUIDADOS

“El paciente puede incorporarse de manera normal a sus actividades diarias luego de un procedimiento endodóntico”, afirma la doctora López.

En ocasiones se presenta una leve molestia cuando termina el efecto de la anestesia, la cual es normal debido a la manipulación; pero esto se resuelve con el uso de algún analgésico.

DRA. JENNIFER LÓPEZ - ODONTÓLOGA

“No hay una edad determinada para el proceso, únicamente las técnicas varían si la pieza es decidua (diente de leche) o permanente”.

¿Sufre de caries extrema? La endodoncia es la solución

PUNTOS CLAVE

La doctora Jennifer López asegura que uno de los riesgos más comunes es la fractura del instrumental al momento de realizar el procedimiento cuando el conducto es muy estrecho.

En el caso de una endodoncia mal realizada, en la cual no se sellan de manera correcta los conductos, el dolor y la infección persisten o bien se desarrollan otros problemas.

“Otro riesgo que no es tan inmediato es la fractura de la pieza dental, ya que las endodoncias generalmente se practican en piezas con estructura dental bastante dañada, lo que las hace más susceptibles a la fractura”, indica.

“Debido a eso es importante rehabilitar de manera adecuada la pieza dental una vez realizado el procedimiento endodóntico para que el diente recupere su función dentro de la cavidad oral”, advierte la experta.

Entre otros datos, no existen tratamientos alternativos a la endodoncia, ya que, de otra forma, se extraería el diente afectado y se colocaría un implante.

Para evitar llegar a esto se recomienda una dieta alimenticia adecuada con frutas y verduras y evitar los alimentos que se adhieren a dientes y encías.