TEMAS DESTACADOS

¡Sea paciente! Ellos necesitan de su amor y cuidado

La hipertensión, obesidad, sedentarismo, tabaco o la diabetes pueden aumentar los riesgos, pero el factor principal es la edad

San Pedro Sula, Honduras.

¿Ha sido una de las nietas preferidas, pero tristemente a su abuela se le olvida su nombre o no sabe en qué día vive? ¿No recuerda fechas, dónde está o cómo llegó allí, tiene cambios de humor repentinos o conductas inapropiadas? Póngale cuidado, estas son señales de alzhéimer.

Esta enfermedad es la forma más común de demencia y una de las principales causas de discapacidad, y aunque afecta más a los adultos mayores , hay formas genéticas que pueden influir para que personas entre los 30 y 45 años la padezcan; pero son casos esporádicos.

Heike Hesse, especialista en neurología, dice que debido a que la expectativa de vida es mayor y que cada vez hay más envejecimiento en la población, la cantidad de casos va en aumento.

$!A las personas con alzhéimer se les dificulta recordar nombres, fechas.

“Aunque no hay estudios en la población hondureña, se estima que entre 60,000 a 80,000 personas en este momento están padeciendo alzhéimer. El mayor factor de riesgo es la edad, pues el 1% de las personas mayores de 60 años la padecen, contra un 33% a 50% de quienes tienen arriba de 85 años”, expresa.

Hesse, quien fue presidenta de la Asociación Hondureña de Alzheimer, manifiesta que típicamente progresa de forma lenta, pero es inevitable su avance. Es una enfermedad que no se cura, pero que hay muchas intervenciones que se pueden hacer para que ese progreso sea más lento.

Ante la consulta de la influencia del covid-19 con el alzhéimer, la experta dice que personas que han tenido el virus se quejan de tener problemas de concentración, de memoria, lentitud en el pensamiento, mucha apatía, adicional síntomas emocionales como ansiedad o estrés postraumático, por ello los investigadores del mundo, incluso en Honduras, están dándole seguimiento para ver si hay algún tipo de aceleramiento del alzhéimer como una secuela.

Sepa comprenderlos

La psiquiatra Cecilia Carías dice que los pacientes con alzhéimer presentan deterioro intelectual y la tendencia a los olvidos, así como también situaciones que evaden, niegan o racionalizan, e incluso intenta ocultar estas deficiencias.

“Este tipo de pacientes se vuelven retraídos socialmente, tienen un orden excesivo o destacan los acontecimientos con detalles minuciosos. Puede haber estallidos de ira o sarcasmo, además, hay descuido en la higiene personal. Hacen bromas inadecuadas o se vuelven indiferentes. Su expresión facial, que indica la presencia de demencia, especial cuando se combina con el deterioro de la memoria”.

Carías, quien es miembro de la junta directiva de la Asociación Hondureña de Psiquiatría, comenta que los cambios a nivel de la personalidad muchas veces son perturbadores para sus familias, ya que pueden volverse introvertidos, ya aparentemente estar menos preocupados que antes sobre los efectos de la conducta en los demás.

“Pueden llegar a tener delirios paranoides, pensar que los persiguen o que les quieren hacer daño. Se pueden mostrar hostiles, ser un poco irritables o explosivos, además, tener alucinaciones, sobre todo de tipo visual”.

Esperanzas

El diagnóstico precoz es clave para retrasar el desarrollo de la enfermedad y favorecer una mejor calidad de vida a las personas, pero hay tratamientos para quienes la padecen. Hesse dice que hay dos tipos de terapias, con o sin medicamentos. Los aprobados hace más de 20 años son del grupo de inhibidores del acetilcolinesterasa y se dan desde las etapas leves, y en moderadas se combinan con un medicamento memantina.

Pero hay buenas noticias, la FDA aprobó el uso de un nuevo fármaco para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

“Hace unos meses se aprobó el Aducanumab, un medicamento caro que solo se vende en Estados Unidos y que es una terapia biológica que elimina una proteína anómala que se encuentra en el cerebro de los pacientes. Esta proteína se llama beta amiloide 42 y la terapia limpia el cerebro, es reciente y esperamos ver más resultados”.

La especialista dice que hay terapias como el ejercicio físico, ejercicio mental, socialización, mantener pasatiempos en las primeras etapas y en las últimas mantener la higiene y la calidad de vida de las personas.