Lipedema: es más que tener piernas “gorditas”

Muchas personas lo ven como algo normal o se lo atribuyen al sobrepreso; sin embargo, expertos indican que no es así

DATO: Esta enfermedad se presenta solo en las mujeres y tiende a creerse que es hereditaria.

REDACCIÓN. La lipedema es una enfermedad común, pero apenas en los últimos años se ha comenzado a visibilizar. La enfermedad tiende a pasar desapercibida o verse como algo normal, o se atribuye al sobrepeso; pero en realidad es una acumulación anormal y desproporcionada de grasa en las extremidades, sobre todo en las inferiores.

“Es una enfermedad que no está relacionada con el peso de la paciente”, explica Rodrigo Merino, cirujano plástico del hospital Zambrano Hellion de Nuevo Laredo. “Puede haber pacientes muy delgadas con esta acumulación anormal o pacientes con sobrepeso”, apunta el especialista.

Lo que sí se ha observado es que comienza a aparecer en la adolescencia y progresa de manera crónica en cada embarazo. Por lo tanto se piensa que existe un vínculo con los cambios hormonales.

LEA: ¿Cómo tratar a un niño con Trastorno por Déficit de Atención?

Conforme la enfermedad progresa con los años, el dolor inicia. Las pacientes llegan a sentir pesadez y cansancio de las extremidades, además de aparición de moretones ante el menor golpe.

Otra de las consecuencias de lipedema es que, en casos extremos, suele llevar a desarrollar linfedema, falla de la circulación linfática, y eso ya es un padecimiento avanzado.

Para tratar esta enfermedad, la recomendación es la liposucción, indica Merino, realizada por un cirujano plástico que conozca de lipedema.

Lipedema: es más que tener piernas “gorditas”

“Las pacientes mejoran luego de una cirugía”, comenta. Además, hay tratamientos complementarios, como uso de medias compresoras, dieta asesorada por un nutriólogo con conocimiento de la enfermedad, aparte del apoyo del angiólogo.

Merino advierte que el éxito en la liposucción por lipedema dependerá del especialista, por lo que se deben revisar las credenciales de quien la practicará. También señala que en la mayoría de los casos se requiere más de una liposucción.

El experto opina:

SÍNTOMAS. “Tener lipedema es más que hablar de ‘piernas gorditas’, es también hablar de dolor y de pesadez inexplicables en las extremidades y de emociones difíciles que llegan al mirarse al espejo. No se sabe exactamente qué la causa ni por qué son las mujeres las que la desarrollan”, señala Zambrano.