TEMAS DESTACADOS

La pandemia recrudeció las cifras del cáncer de mama

Solo la Liga contra el Cáncer detectó 248 nuevos entre 2019 y 2020. Urgen mamógrafos, en el país solo hay nueve registrados con las medidas de seguridad

San Pedro Sula, Honduras.

Sabía que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que debe haber un mamógrafo por cada 100,000 mujeres, pero lastimosamente en Honduras solo se cuenta con nueve con todas las medidas de seguridad. Sumado a eso, la crisis económica generada por la pandemia y el miedo a contagiarse del virus han provocado un aumento sustancial en los casos de cáncer de mama.

Con la llegada de “Octubre rosa” hay llamados de las distintas organizaciones para que usted y yo nos hagamos la mamografía con el fin de detectar a tiempo cualquier mal diagnóstico; pero se ha puesto a pensar qué pasa con las mujeres que viven en el área rural y que no tienen acceso a un examen.

En ciudades como San Pedro Sula, Tegucigalpa y La Ceiba es donde más casos se registran porque hay estadísticas medibles, pero es urgente la atención a las mujeres que no tienen posibilidades de defenderse contra el cáncer.

“Entre 2019 y 2020 se diagnosticaron solo en la Liga 248 nuevos casos, sin contar con las estadísticas de los hospitales y del Seguro Social. El cáncer de mama va en aumento y esto es preocupante, está por encima del cáncer de cuello uterino que es otra amenaza para la mujer; pero hay mucha gente que si antes de la pandemia no tenía los recursos para examinarse hoy está peor porque se han perdido empleos. Es urgente ver este problema, es una catástrofe”, dijo Suyapa Bejarano, oncóloga de la Liga contra el Cáncer.

El cáncer de seno es uno de los tipos de cáncer de los órganos reproductivos más comunes. Se presenta cuando las células del seno crecen de manera descontrolada y forman tumores. Puede extenderse a otras partes del cuerpo.

$!Hacer ejercicio es una de las claves, junto con la buena alimentación para prevenir esta enfermedad.

Cuidado con los enemigos

Las mujeres que no hacen ejercicio físico moderado durante unos 30 minutos al día tienen el doble de posibilidades de sufrir cáncer de mama, que se ha convertido en el tipo de cáncer más común, con más de 2.2 millones de casos en 2020, según la OMS.

La especialista manifiesta que uno de los mayores problemas es que se está detectando el cáncer en etapas tardías, 2 y 3, y eso no favorece a la paciente.

“Un diagnóstico a tiempo puede salvar vidas: si una mujer se examina cada año y resulta con la enfermedad en estadio 1 se puede hacer mucho por ella. Deben saber que todas las mujeres están expuestas, conocer los riesgos y prevenirlos con el autoexamen y la mamografía”.

Una de las preocupaciones es que muchas mujeres que fueron diagnosticadas con esta enfermedad en 2019, hasta este año volvieron para continuar con el tratamiento.

Otro de los factores que propicia este mal es que cuanto más se retrase la edad para tener el primer hijo, más son las posibilidades de tener un cáncer de mama, pues la lactancia materna es un factor positivo que protege a la mujer. Aunque hay factores que no se pueden modificar, como la edad y la herencia familiar, este último es un motivo mayor para que usted no retrase sus exámenes cada año.

Ahora, la labor es educarlas para que no pierdan tiempo “y que más mujeres puedan estar vivas por más tiempo tras un diagnóstico”.

Ocho señales de advertencia

1.-Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).

2.-Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.

3.- Irritación o hundimientos en la piel de la mama.

4.- Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.

5.-Hundimiento del pezón o dolor en la zona.

6.-Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.

7.-Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.8.-Dolor en cualquier parte de la mama.

Cómo prevenir

Una de las recomendaciones de los especialistas es mantener un peso sano, especialmente después de la menopausia, además de limitar las bebidas alcohólicas y el cigarro.

Es esencial llevar una alimentación balanceada y alta en fibra que incluya brócoli, acelgas, espinacas, setas, uva y papaya.

También disminuir el consumo de azúcares y grasas, aparte de practicarse una autoexploración mamaria mensual a partir de los 20 años, de preferencia al quinto día de la menstruación.

Así que no espere a sentir un bulto en su mama o creer que todo anda bien, hágase la citología y la mamografía ya y preserve su vida.